viernes, 14 de febrero de 2014

Héroes

Que primero se ahogaron al tratar de llegar, que segundo quisieron ayudarlos pero no se dejaron y ahora, al final sí hubo una fuerza antidisturbios que no los dejó pisar suelo español. De a poquito nos vamos enterando que las mentiras del Ministro y de la Fuerza, van haciéndose a un lado para dejar ver la mierda de verdad. Esta gente no viene de turista, no viene a gastar, no viene a hacer negocios, a esta gente no le importa morir en el intento, y si la oportunidad es más fuerte que la muerte misma por haberlo intentado, son héroes. Y lo son en el sentido de querer trascender más allá de su maldita suerte dejándolo todo en el camino, son héroes anónimos, son héroes humanos y sus proezas, simplemente, son las de sobrevivir mejor que donde les tocó nacer. Son superhombres que dan la vida por ellos y por los suyos. ¿Cuántos de nosotros cruzaríamos en un bote inflable o a nado? Están al lado nuestro, son de nuestra tierra, pero los alejamos para conservar nuestro ahora maltrecho estado de bienestar. ¡Claro! que no hay lugar para todos, ¡claro! que somos muchos. Lo que me gustaría saber es cuando los políticos que nos amargan la vida y nos matan, se van de una vez y dejan paso a la gente buena y trabajadora.

jueves, 13 de febrero de 2014

El Pienso de cada día

Ya bastante acostumbrado a la soledad, me preparo la comida de siempre; huevos fritos con patatas y panceta, como siempre, lo mismo. Hace algunos años cuando tenía gato y le servía su pienso, pensaba que seguro que si pudiera elegir, mi gato cambiaría de menú. Pero comprobé que él y yo somos animales de costumbre, a él no le gustó cambiar y a mí tampoco ¿Para qué? si así estamos bien. Desde que me quedé solo cuando mi mujer murió, ya no tengo vida y solo espero a que me llegue la muerte. Ya a mis 75 años, ¿qué más me queda?, vivo como si me hubiera quedado encerrado en un cine continuado y día tras día me despertara y viera la misma película. Solo tengo un día especial por mes, y no digo especial como algo bueno sino como algo extraordinario, y digo extraordinario en el sentido contrario a cotidiano y ordinario. Ese día especial es cuando voy al banco a cobrar mi pensión y a gastarme algunas pesetas en patatas, huevos, panceta y vino, también quizá compre algunas cosas de aseo. Y hoy es ese día. Ya ven que mas que especial es solo distinto. Me va a tocar caminar bajo la lluvia, hoy hace un día horrible, gris y húmedo, ya es mala suerte que el único día al mes que salgo a la calle, llueva. Termino la comida, dejo los platos para después, cojo el paraguas, me pongo el pañuelo de viejo y la chaqueta verde oliva. Vivo en la cuarta y última planta. Salgo de mi casa sin hacer casi ruido –no quiero que mi vecina del tercero me escuche- no es que me caiga muy mal sino simplemente que ya no soporto a nadie, creo que ella trata de ser amable conmigo y me regala, cuando me ve, los sobrantes de su comida, quizá sea con buena intención o quizá piense que soy medio inválido y que no puedo ni cocinarme unos malditos huevos. Cierro la puerta tan suavemente que suena casi como un suspiro, voy bajando despacito por la escalera –más por mis años que por el tema de los ruidos- y cuando paso por la puerta de mi vecina –estoy seguro que está mirando por la mirilla- escucho que esta se abre. A parte de un aroma a colonia de flores asoma su cabeza ocultando la parte izquierda de su cuerpo –puedo darme cuanta que lleva el mismo pijama de patitos de siempre-. - Hola Jaime –me saluda- ¿Qué tal lleva esos años?- ¿Qué pregunta es esa? De ella no se puede decir que es joven y guapa, claro que al lado mío sí, por lo menos lo de más joven, pero es bastante gorda. - Hola Señora, ¿qué tal están sus várices?. Esto le hubiera querido decir si mi pensamiento no fuera tan cobarde e hipócrita. Solo me limité a saludarla y realizar una mueca más parecido a un rictus que a una sonrisa. - Se lo ve mejor, más fuerte - me dice. Ya no sé que decirle, hoy está hablando medio raro, diferente, solo espero que me deje de una vez marchar y que no me dé nada de comida. - ¿Quiere un poco de tortilla?- me pregunta quizá leyendo mi mente. - No gracias, ya he comido. - Venga hombre -me insiste- verá que está riquísima. Antes de terminar su última palabra, mis pensamientos mezclados con su perfume, analizaban si ya no era mejor ir al banco otro día, ya menos apurado. Me doy cuenta que es peor, que si voy mañana seguro que tengo que aguantarla de nuevo. - Bueno Marisa, gracias, solo déme un poquito que tengo que irme rápido al banco que me van a cerrar. - Ahora se la envuelvo, pero quería preguntarle algo… - Bueno ya que estamos, pregunte. Le digo ya un poco fastidiado. - Estaba pensando, no se como decírselo, si usted, a ver, ¿tendría ganas, alguna vez de ir a ver una película al cine?. Su perfume entra por mi boca hasta mi garganta, puedo casi saborearlo, mis manos comienzan a sudar y trato de secármelas disimuladamente en el pantalón. ¿Habré entendido bien?. Hace ya 10 años que estoy solo y nunca desde la muerte de mi esposa, me había propuesto salir con una mujer y menos que la que me invitara fuese ella. Cincuenta años de casados es mucho y uno va perdiendo su propio ser y lo poco que le queda se va mezclando con el de su pareja. - No sé si le gusta el cine, pero como tiene tanto tiempo libre. No sé porqué, pero volvían a mí mis recuerdos de adolescencia y lo primero que se me cruza por la cabeza –¿tendré ya la cabeza mal?- es qué ropa interior llevo puesta en este momento, si es de la nueva o de la de siempre. Mi mente pasa –de una forma increíblemente lúcida- por el recuerdo antiquísimo del primer e indeciso beso que le di a la que era mi novia y después mi mujer, pasa por la imagen de la primera caricia exploratoria que le hice por debajo de la blusa; mi mente saltaba –o corría- hasta un posible encuentro íntimo con la gordita del tercero, un fin que no me imaginaba desde hace mucho, un fin deseado que se acompañaba solo con pantallazos de los medios que podía emplear para lograr el objetivo: la primera salida, la cena de después del cine, el café y la copa para ponernos tontorrones, y vuelta al pensamiento sucio, húmedo y casi olvidado del sexo. Joder, esta es mi oportunidad, me lo está poniendo en bandeja (no está tan mal la gordita), ya estoy muy viejo pero todavía creo que puedo hacer un buen papel, experiencia no me falta. Si hasta ni siquiera tenemos que preocuparnos en donde nos vamos a acostar, ¿en su casa o en la mía? o mejor; ¿en el tercero o en el cuarto?. Es increíble lo rápido que va mi mente ahora. No pude evitar sonreír con orgulloso de mí y de mi virilidad nuevamente encontrada. - ¿Me está escuchando, Jaime? – me pregunta interrumpiendo mis pensamientos y mi mirada hacia sus pechos. - ¿Cómo?, me sobresalté algo avergonzado, - Sí, sí, la escuché Marisa, ¿usted quiere que la lleve al cine?. Le digo ya más seguro de mi mismo, sintiéndome otra vez hombre, o mejor dicho, macho, ya no pienso como un viejo decrépito - ¿Cuándo quiere ir?. La apuro. Se le abrieron los ojos de una forma imposible y agarrándose la solapa del pijama con decoro, me dice: -No hombre, yo no –y la veo que no puede evitar una sonrisita socarrona- estaba pensando en mi madre, que está muy sola y se me había ocurrido que quizá con usted, que también está solo… Ni siquiera espero la tortilla, dejo de oler su ridículo perfume y sin nada más que decir, me voy al banco que seguro que ya me cerró.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Morir de éxito

Morir de éxito, por lo menos figuradamente. La última noticia de que el creador de Flappy Birds, Dong Nguyen, borró fulminantemente el exitoso juego gratuito de la Apple Store y de Android Play me hace reflexionar de por qué sucede esto.

Casos extremos de morir de éxito como el cantante de Nirvana, Kurt Cobain, son un llamado de atención para demostrarnos que la fama y el dinero también tienen su lado oscuro, que no todo es ser exitoso y conocido. Seguramente agobiado por más cosas, no pudo soportar su fama y se fue.

Sin ponernos tan tremendistas, todos hemos conocido a alguien que superado por sus conquistas, deja todo para disfrutar un poco de la soledad y de la simpleza de la vida. ¿Cuántos actores famosos por un único personaje interpretado, termina por odiarlo? ¿Cuántas veces hemos ido a un concierto a escuchar “ese” tema y los músicos no la tocan por estar ya cansados de ella?

En definitiva, nunca podremos saber cómo es llevar una fama y un reconocimiento sin volvernos locos, aunque todo sea dicho, la mayoría de nosotros seguramente no tendremos ese problema. Y si viene algo por el estilo, no olvidarse nunca que no tener tiempo para disfrutar lo conseguido es igual a no haberlo hecho.

jueves, 23 de enero de 2014

Hola gente, después de un silencio de más de dos años, vuelve BLOGus. Ya era hora, no es que no escribiera más, sino que ya no lo hacía por esta vía, espero no volver a desaparecer. Ya tengo ganitas de volver a dar caña. Mi nueva etapa comienza no solo como escritor u opinólogo sino también como Community Manager, profesión que me encantaría que pague mis cuentas y mis vicios. Por ahora nada más, les comento que si alguien quiere un servicio de Community solo tiene que pedírmelo y hablamos. Besos, abrazos y volvemos al ruedo!

miércoles, 28 de julio de 2010

Hoy es el día!

Hoy en cataluña, hay una posibilidad cierta de que se prohiban los toros. Mas allá que se quiera politizar la decisión, argumentando el desapego de lo español, lo importante es que se van a dejar de torturar toros para uso y disfrute de una sociedad conservadora y rancia. Me imagino que cuando se prohibieron la lucha de los gladiadores, hubo el mismo ruido. Las decisiones toman fuerza a la distancia, cuando el tiempo apaga la llama de la inmediatez, dentro de cientos de años, se verá al toreo no como una tradición perdida sino simplemente como una salvajada del hombre hacia los animales.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Prohibición, ya!

El Parlamento Catalán va a debatir si prohiben las corridas de toros en Cataluña. Espero que finalmente se dejen de joder con tanta fiesta nacional y entiendan que es una tortura animal en toda regla.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Jodete.

La verdad, te digo, no me das nada de lástima. Tus fotos sangrando en todas las portadas de los diarios del mundo solo me produce una sonrisa. Si al final es así, te lo mereces. Muchos superpoderes, muchos huevos y bravuconadas, que lo estabas pidiendo a gritos. Una buena hostia bien dada tiene el poder de bajarte a la tierra, al mundo de la gente de a pie, de los trabajadores, de las personas, digamos, normalitas. Como yo.
Aunque todos los políticos y demás funcionarios de las instituciones, tengan, obligatoriamente, que condenar un hecho como esto, sé que en sus casas más de uno piensa como yo.
No se puede ir por la vida como vas vos, no se puede avasallar a los de abajo como si fueran escoria, no se debe menospreciar a las mujeres por ser bellas, no se puede prejuzgar a los demás por no ser ricos como vos. No se puede, sin recibir algún escarmiento. Y lo acabas de comprobar.
Ojala aprendas –aunque lo dudo- que vos tenés la sangre roja como nosotros y no sos mejor que nadie.
Espero que cada vez que te mires la cicatriz o la nariz torcida, hagas una mueca y te acuerdes del momento en que alguien tomo la justicia por mano propia cansado de que tus amigos jueces se pasaran la justicia por los huevos.
Esos que vos decís que tenés pero que esta vez no te sirvieron de nada.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Yo mismo (relato rápido - ficción)

Y un día dejé de utilizar gafas o su versión más cómoda, las lentes de contacto. Decidí ver como mis ojos quisieran ver, como me habían tocado naturalmente vivir sus desgastes, sin artificios, solo abrir los ojos y ver lo que había.
No estoy ciego, quizá tenga algo como cuatro de miopía en cada ojo; para el que vea bien y no entienda de números de visión, explico: veo el autobús cuando se aproxima pero no puedo leer el número hasta que no esté casi encima. Solo veo un terrible animal mecánico que justo cuando viene a por mi, frena. Y allí mismo, en ese pequeño instante tengo que decidir si es el que me lleva a donde voy, o no.
Puedo ver de cerca, puedo leer y ver la comida que como sin necesidad de anteojos. Puedo ver la carita de mi hijo cuando lo acerco a mi para besarlo.
Pero de lejos todo es confuso, irreal y en cierta medida, mágico.
Tomé esta decisión ya cansado de la nitidez y de los detalles de las cosas. Desde mi segundo piso interior, cuando fumaba un cigarrillo en el balcón, solo veía paredes sucias, descorchadas y rotas, esqueletos de antenas en desuso y chimeneas monumentales inútiles. Un conjunto de formas grises que solo aportaban fealdad a mi momento de relax.
Ese momento fue el que me hizo cambiar.
Ahora, entre el humo del cigarro, entre la nebulosa blanquecina y el amorfismo de los elementos, veo desde mi ventana formas sinuosas y redondeadas, las entrañas sin pintura de las paredes ya no son una desprolijidad, ahora se asemejan a algún cuadro de, por ejemplo, Miró. Los aviones del cielo dejaron de ser máquinas para transformarse en alguna clase de pájaro de día o en una débil luciérnaga de noche.
Los patios interiores junto a su ropa colgada, me muestran un paisaje extraño, anodino, indescifrable, donde las prendas se asemejan a gente bailando por el viento.
La vida es mejor así. Sin cosas claras. Lo malo se define bien, se ve bien, en cambio puedo seguir sintiendo lo bueno, olerlo, oírlo, saborearlo, tocarlo incluso, percibirlo de una forma vaga pero segura. Nada tiene que ver la seguridad con no ver los detalles.
Con los años aprendí que los detalles no son importantes sino la esencia es lo que nos lleva a comprender las cosas, la materia primaria, el corazón.
Ya no me importa ver quién lleva la pelota durante un partido de fútbol, ya no. Me conformo con sentir el calor de los espectadores y sus emociones.
Ya no necesito ver a un amigo acercarse a cien metros, me alcanza con encontrármelo casi chocándolo, transformando una encuentro pactado en una pequeña sorpresa.
Ya no quiero ver los escaparates de las tiendas al otro lado de la calle, con las cosas que están de mi lado, ya me alcanza.
Me gusta la sensación incómoda de no saber a ciencia cierta que tengo a unos pasos de mi, prefiero imaginármelo y soñar con formas que realmente no existen.
Siento que entre toda esa bruma yo vuelo, floto, me deslizo por las calles.
En esa bruma, el único que sobresale, soy yo mismo

viernes, 3 de julio de 2009

Los delincuentes no están en las calles, están en el poder.

Quien alquile una casa a un inmigrante irregular puede ser condenado a 3 años de cárcel.
Quien sea arrestado y sea inmigrante ilegal, será inmediatamente deportado y tendrá que pagar una multa de unos 10,000 euros.
Los empleados públicos tendrán la obligación de denunciar cuando alguna persona que tramite alguna documentación sea sospechosa de ser indocumentado.
Para anotar a un niño en la escuela será necesario la presentación de las tarjetas de residencia de sus padres. Para registrar un nacimiento, también. Sino es así no podrán ni escolarizarse ni registrarse.
Se crearán patrullas ciudadanas que controlarán el orden y denunciarán a los indocumentados a la policía.

No llevarán uniforme ni armas, como pedía el gobierno.
Los inmigrantes no irán a la cárcel, como pedía el gobierno.

Estas terribles pautas racistas, xenófobas y fascistas, fueron aprobadas ayer en Italia.
En muchos casos las leyes son frías y no vemos el alcance real que tienen, su contenido de desgracia y sufrimiento humano quizá, muchas veces, se pierdan entre estadísticas y números. Otras veces pensamos que no es para nosotros, que no nos influye en nada y solo lo leemos en el periódico con una mueca de rabia que se pierde inmediatamente cuando encontramos los estrenos de cine.
Pero pensemos que si una persona indocumentada no puede atenderse en el médico –aunque sea por una razón humanitaria- morirá en su casa. ¿Y un niño enfermo?, ¿también lo dejarán morir?. ¿Dónde parirán las irregulares?, ¿en la calle? Ya que no podrán vivir en ningún lado. Y si no se podrá anotar a los nacidos de padres irregulares, ¿serán niños fantasmas que seguirán siendo invisibles por el resto de sus vidas?.
Es realmente terrible esta ley, afectará a miles de personas que se transforman en delincuentes solo por buscar en su momento vivir más dignamente que en sus países.
¿Y saben que es lo más grave? –Si puede haber algo peor en este catálogo de mierdas y atropellos. Lo más grave es que quizá la ley –posiblemente- se ablande, no por el sufrimiento que acarrea a los indocumentados, no, seguramente se corrija cuando cientos de ancianos italianos se queden sin sus cuidados por parte de los inmigrantes. De esos cuidados a los viejos que la sociedad italiana ni siquiera se preocupa.

lunes, 29 de junio de 2009

Que vuelva el verdadero Presidente

A ver pongamos las cosas un poco claras. Es cierto que no veo con muy buenos ojos que los gobernantes se quieran perpetuar en el poder pero de ahí que un grupo de cerdos golpistas secuestren a un presidente elegido democráticamente y lo deporten a Costa Rica, hay un abismo.
Y más si la búsqueda de la reelección se realiza mediante consulta popular, no es lo mismo a lo que hizo el peruano Fujimori cuando disolvió el Congreso y se quedó en el poder. No. El Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quería preguntar y no le dejaron.
Ya después podemos discutir si es moral o ético tratar de inmortalizarse en el cargo. Podemos discutir, conversar y debatir, pero lo que no podemos es utilizar un grupo comando y retener esposado al máximo cargo de la república.
Ahora es el presidente (por el momento) el presidente del parlamento, que pasará a la historia por justificar lo injustificable, poner al país en estado de sitio y tener esa cara de bobo y de pusilánime.
Ojala la comunidad internacional, presione para que el verdadero presidente, vuelva y asuma nuevamente el cargo hasta que lo termine. Y si quiere hacer la consulta que la haga. Que ponga veedores internacionales para evitar acusaciones de fraude.
Después estará en las manos de los hondureños votar positivamente o no.

Pincha sobre la imágen para ver el video del Presidente Zelaya desde Costa Rica


La derecha es esto...

Este es uno de los que ayer ganaron las elecciones. Es lo que tiene la derecha, es una mierda en cualquier lugar del mundo. Ahora ya es tarde (como siempre). Presten atención a la última parte y al risueño comentario sobre la prostitución.

viernes, 19 de junio de 2009

3 Emos, 3

Ultimamente no tengo ganas de pelear, protestar ni siquiera opinar. Ni siquiera me siento creativo, así que les pongo unos videos de vaya semanita y el emo, se rien un rato y me perdonan mi dejadez.





y otro para que se terminen de morir de risa, y no olviden que la vida es dolor...

jueves, 28 de mayo de 2009

Año 2000, Messi llega al Barça

Pasó un rato desde que el Barça es tricampeón y ya se hablo todo. Para no aburrirlos les traigo un video del plus donde hablan de los primeros años de Messi, año 2000, cuando llega por primera vez a España. Yo me emocioné.



Y Messi en las infantiles en Argentina

miércoles, 27 de mayo de 2009

Discúlpenme pero soy humano

Últimamente, el opio de los pueblos no solo es la religión. La televisión y el fútbol comparte ese dudoso mérito con la dogmas de las iglesias (todas). Está claro, todo lo masivo y sin sentido racional es percibido como una droga que con su humo nos envuelve y no nos deja ver nada que no sea el espectáculo. Y dentro de esta función recreativa, incluyo –no gratuitamente- a la religión y su parafernalia santera. Siendo el dicho original tiene mucho sentido. Lo místico y santo no nos deja ver ni actuar claramente frente a la cruda realidad.
La otra versión de la cita, mas moderna, dijimos, es la televisión, que también hace lo suyo para tener muchos méritos de colocón estupidizante, la prensa rosa del famoseo, las noticias subjetivas, y para mí el caso más fragante: los fin de semanas por la tarde, ¿Sino por qué no invaden nuestro raciocinio con películas de clase C de divorciados, maltratos, herencias, abusos y demás culebrones, que cada vez nos cuenta los mismos topicazos sin sentido?. Pregunta larga para una respuesta sencilla: para que no pensemos. Y está bien. Después de pensar toda la semana que hacer para llegar a fin de mes o pensando que pasaría si perdiéramos ese trabajo con preocupaciones pero tan necesario, un poco de “en blanco” en la cabeza, descansa el alma.
El tercer opio del pueblo es el fútbol, y a él quería llegar, y otra vez el dicho modificado tiene razón. El fútbol es una droga que durante 90 minutos –algunas veces nos regala unos minutos más de prórroga y si es buena hasta penaltis- nos tiene inmersos en una realidad que no existe, por lo menos no como la percibimos habitualmente. Es un juego y un deporte eso está claro pero si escarbamos un poquito, en realidad nos damos cuenta que en realidad son 22 millonarios corriendo y divirtiéndose buscando la gloria, exagerando su super yo, exacerbando el egocentrismo de estrellas y tratando de ser cada vez más ricos. Pero salvo excepciones y detractores, eso no lo vemos –o no queremos, para el caso da lo mismo. Los que buscamos esa droga vemos pasión y entrega; magia y sacrificio; amor y arte. Nos olvidamos de nuestras vidas y tratamos de sentirnos en el campo, pateamos y cabeceamos al aire, somos entrenadores, árbitros y hasta médicos. Somos como un mando de la consola del show. Nos alegramos tan rápidamente como nos entristecemos y durante un rato vemos la vida de otra forma, o como una mierda –aún más- o como una existencia feliz.
¿Soy exagerado?
Seguramente sí, pero lo único que les puedo decir es que hoy le rogaré a dios, me olvidaré de todos problemas y veré en la televisión uno de los espectáculos más grandes que nos puede ofrecer el fútbol.

lunes, 18 de mayo de 2009

Se fue y nos deja tristes

Gracias Mario, allá donde estés.
Acá nos quedamos nosotros en este mundo frío que se calentaba un poquito gracias tus letras exquisitas. Acá nos quedamos con la música y la voz de Serrat que hacía canciones preciosas con tus hermosos versos. Acá nos quedamos un poco huérfanos y tristes al perder a uno de los más grandes moldeadores de palabras. Acá nos quedamos con tu enseñanza del compromiso y respeto a los derechos humanos.
Tu vuelas, nosotros, solo nos quedamos.

Corazón Coraza. Inventario (1985)

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tiene frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Mario Benedetti

miércoles, 13 de mayo de 2009

El Emo y el fantasma de la curva. Humor

Y seguimos con otro episodio de "Vaya semanita" con el emo de protagonista. A reir que es lo poco que nos queda frente a una crisis que está casi acabada, el final del tunel ya se ve en el 2020.

martes, 12 de mayo de 2009

1. Su sufrimiento es mi gozo

Ya me estaba cansando de la musiquita machacona de las 7 y media de la mañana. A mí y varios más. Pero el dueño del móvil se empecinaba en que todos supiéramos que estilo y a que volumen le gustaba escuchar su música. Estaba claro, el volumen era demasiado alto y su estilo, simplemente, una mierda.
Un abuelete con cara de cansancio, quizá más por lo vivido que por haber tenido una mala noche, lo miraba con ojos agotados a juego y apoyado en un bastón. Cada vez que se presentía que se iba a dormir sentado, los acordes siniestros se empecinaban en no dejarlo descansar. Ni al viejito ni a todos los demás animalitos trabajadores que estábamos subidos por obligación al Metro. No podía dejar de pensar en las patadas en el culo que le daría, si conociera, a quién se le ocurrió la fantástica idea de ponerle altavoces a los teléfonos móviles.
Con parsimonia y sin querer hacer mucho daño ni ruido, el abuelo le dice al machacón:
-Puede bajar la música, por favor.
Educado y claro.
El chaval adicto a los ruidos, también llamado reggaeton, lo mira con esa impunidad de saber que en un par de estaciones puede mandar a todos al carajo y bajarse sin que nadie lo persiga y elige decir:
-I’dont speak spanish.
Un inglés más sacado de una canción “hiphopera” que aprendida en la escuela, con ese tonito tan identificatívo que siempre tendría que finalizar con un “my brother” y deja claro que su emisor habla castellano. Quizá no sea un castellano de Valladolid, pero castellano al fin.
Otro pasajero, más joven que el abuelo, de unos 50 años y aspecto fuerte, con la voz más de orden que de favor, le replica levantando el tono un: “Stop de music”, acompañado de una seña con la mano que se parecía al efecto que hace un cuchillo cortando un cuello. Una seña universalmente entendible, en el idioma que fuese.
Su inglés tampoco era nativo pero lo suficientemente claro y sucinto para dejarle claro al cabrón, que, o apagaba la música o iba a haber problemas. Tampoco su señal de degollamiento daba motivos para la confusión.
Para ser sincero el viaje se me iba haciendo cortito y deseaba ver el final del problema en un ojo destrozado del chaval o en un diente menos y hasta me conformaba con una buena patada en el estómago. Pero no.
El ruidoso, maleducado y chulo, solo se dignó a mirar al señor con tan mala hostia y maestría en el arte del idioma gestual, que el cincuentón -antes posible castigador-, giró la cabeza, se hizo más chiquito a ojos de todos y comenzó a leer con una atención exagerada, un cartel de una zapatería que se publicitaba en el andén y que estaba estratégicamente ubicado para que un cobardita pudiera verlo y así escaparse de la realidad y la humillación.
Me sentía fastidiado, agobiado y desilusionado, todavía faltaban dos estaciones para mi destino y había sido testigo de actos incívicos, salvajes, cobardes, pasotas y chulescos, pero en ellos no había un atisbo de justicia. El villano se había salido con la suya, había impuesto su ley y se iba a bajar de ese grupo de gente en movimiento con una sonrisa de “brother” moviendo su cabecita al ritmo de su tortura y arrastrando su pantalones tres números más grandes.
No era justo. Al igual que las miserias realmente serias que afectan a este mundo. No era justo. No tan grave como el hambre y la injusticia social en general, es cierto, pero no menos injusto. Solo diferente.
Decidí bajarme una parada antes y terminar mi camino al trabajo caminando. Pero con solo pensar lo mal que me había sentado la situación y su correspondiente mala uva para el resto de la jornada, algo cambió en mi forma de pensar. Realmente no en mi forma de analizar sino en mi forma de actuar en consecuencia con mis indignaciones.
Me puse al costado de él, justo enfrente de la puerta, agarrado a la barra contraria y dejando mi otra mano libre, abierta y bien cerca del chaval.
Cuando llegamos a la estación, las puertas se abrieron, salieron dos o tres personas y justo cuando suena la chicharra que avisa su cerramiento y un segundo después, o quizá menos, de que se activa el mecanismo de las puertas, le robo el móvil con la mano libre y me impulso con la otra contra la barra para salir justo a tiempo con la música aún sonando pero en dos mundos totalmente distintos, yo fuera con el motivo de la discordia y él dentro, así, solito, sin aparatito. En medio, dos puertas bien cerradas y el movimiento del tren recién arrancando pero ya imparable.
Me mira trasformando la cara de sorpresa en furia y su voz inexistente en gritos desaforados –ahora sí en español. Yo lo miraba contento y escuchando la música –que ya casi me parecía soportable- y me di cuenta que no quería que alguien del vagón –lo que creyera él no me importaba nada- pensara que yo era un ladrón simpático. No. No soy un ladrón.
Sin quitarle la mirada socarrona comencé a golpear el aparato creando una banda sonora que mezclaba sus gritos, el reggaeton y los golpes, en una vorágine de fuerza acompasada que momento a momento iba transformando lo que antes se conocía como un teléfono en pequeñas cositas minimalistas que saltaban a la vista de varias docenas de ojos, que yo creía, eran de agradecimiento.
Estos momentos sublimes de justicia no pueden durar siempre y solo el hecho frívolo y sencillo de saltar la batería hizo que lo que quedaba de móvil dejara de emitir sonidos propios. Todavía hubo un momento más de golpes, gritos y de destrozo total.
Vi como se alejaba el tren y encima de él, alguien que quizá aprendiera algo o que solo lo iba a pasar mal. Con eso me alcanzaba, su sufrimiento era mi gozo. Y ese gozo ante el justo mal ajeno que había despertado dentro de mi, no iba a morir. No doy lecciones, solo le pongo un poco de justicia al día. Y si me dejan, seguiré haciéndolo.

lunes, 11 de mayo de 2009

Nuueva Aplicaciooon espectacuuular de YouTube

¿Te querés volver loquito?, entrá en esta nueva página de youtube, llamada: YooouuuTuuube.com y transformá el video que quieras en cientos de fotogramas en movimiento, marea un poco pero es espectacular. Acá les dejo un ejemplo de un video de Nahuel. No tardará alguien en realizar solofilmaciones para que se vean exclusivamente en esta aplicación.

jueves, 7 de mayo de 2009

Estoy mundano, simple y feliz


La perseverancia y los huevos triunfan sobre los planteamientos ultradefensivos! ¡Viva el fútbol!. Gracias Barça y gracias Iniesta, por dejar en el camino a tanto inglés!
Hoy estoy así de mundano y disfónico.

El Resumen con acento argentino

lunes, 4 de mayo de 2009

Ese pequeño punto azul pálido

La verdad que de vez en cuando, entre los miles de email de esos masivos que miramos rapidamente o que directamente descartamos sin siquiera darle la oportunidad de demostrar que no es solo basurita del ciberespacio, me llega un correo emocionante.
Este es el caso del siquiente video que me envió mi amiga Gabriela. Solo decirles que vale la pena los cinco minutos que dura. Se llama "Ese pequeño punto azul pálido" y nos demuestra lo poquita cosa que somos y lo mucho que nos creemos.


jueves, 30 de abril de 2009

Luego se fue corriendo...

Cuatro microrrelatos de menos de 100 palabras, comenzando con: "Luego se fue corriendo...".


Relato 1
Luego se fue corriendo sin mirar ni una vez atrás. No solía actuar de esta manera pero en toda su triste vida –así la definía él mismo- buscó alimentar su ego para tapar la poca cosa que era. Esta vez no se vanaglorió con la muerte que acababa de producir, no se enorgulleció por la limpieza del corte ni con la rapidez de su ejecución. Ni siquiera se ufanó con la elección de la víctima. Esta vez, la mujer que eligió fue su propia madre y basto solo una lágrima de ella para darse cuenta que nunca más mataría.


Relato 2
Luego se fue corriendo llevándose sin pagar ese autito de colección que le había regalado su abuelo y que su madre había decidido vender junto a tantas otras cosas, en épocas muy malas. Siguió corriendo sin mirar atrás apretando su cochecito con su mano dentro del bolsillo, reconociéndolo con sus yemas, y recordando a su abuelo. Era un acto de justicia no pagar por algo que él nunca habría vendido, pensaba mientras se enorgullecía de lo que para él era una gesta. Tanto escapó que nunca supo que en la tienda de antigüedades nadie se había dignado a darse cuenta del robo.


Relato 3
Luego se fue corriendo sin saber que más tarde, esa misma tarde, iba a morir. Nunca había dejado una discusión con María de esa forma, pero hoy le parecía una idea extraordinaria. ¿Qué iba a hacer ella? ¿Perseguirlo por las calles mientras seguía gritándole?. No podía imaginar ni a María corriendo como una posesa detrás de él ni que la calle que estaba cruzando, mientras pensaba lo ocurrente que había sido, era de doble mano.


Relato 4
Luego se fue corriendo abandonándome como a un perro, después de tanto tiempo. Pero así pasó. Nunca imaginé que el cariño que me daban de pequeño iba a transformarse paulatinamente en gritos, primero y en palizas, después. Pero nunca quise denunciarlos. Quien iba a decirme que romper esa lámpara sería lo último que iba a hacer, si lo hubiera sabido quizá ni me hubiera acercado, pero esa maldita mosca impertinente se posaba una y otra vez buscando lo que logró. Escaparse de mis garras mientras yo saltaba para su caza y quebraba la lámpara de cristalitos en miles de pedacitos.

lunes, 27 de abril de 2009

Las santas escrituras ya nos avisaron y Disney ya busca tajada

“Ustedes sigan así!. No nos hagan caso. Que un poco de jamón, que unas costillitas… No nos escuchen, sigan comiendo cerdos que ya verán lo que les va a pasar…”

Mateo "el lechu" ( nuestro santo vegeta)

Los vegetarianos mexicanos están reclamando una indemnización por los contagios de la gripe porcina producidos por los carnívoros. "Vegetarianos contra carnívoros", ¿la próxima peli de Disney?

jueves, 23 de abril de 2009

"Metalero, cristiano y peronista" del grupo Custom 71

No sé como definir el siguiente video. Puedo decir que es de música (y bastante buena), tiene un poco de humor y la letra no tiene desperdicio. Los comentarios se los dejo a ustedes.



PD: ya que son tan nacionalistas podrían ponerse un nombre en castellano, digo yo.

viernes, 17 de abril de 2009

jueves, 16 de abril de 2009

Otro castigo a los prejuicios

Este es otro video de esos que me gustan, donde seres superiores, posiblemente con ojos ávidos de matanza y crucifixión al débil, se dan contra una pared sin anestesia demostrando que son idiotas y prejuiciosos. No aprenden. El año pasado hablaba de Paul Potes, que sorprendió a los jurados de un programa de talentos en Gran Bretaña.
Bueno, ahora ocurrió lo mismo que en esa oportunidad (parece que no escarmientan o son buenos actores) pero sus caritas de jurados desconfiados, sobrados y sabelotodos al ver a la concursante de 47 años preveían lo que se avecinaba. Mientras tanto el público reía y miraba burlón a la señora.
Hete aquí a SUSAN BOYLE cantando "I DREAMED A DREAM" de Los Miserables.
Ya se imaginarán que pasó.

22 años después.

Imagínate que tienes 13 años y que un día vas al médico y te dicen a vos o tus padres, que tienes cáncer. Luego durante tres largos años, mientras los síntomas van asomándose y se estudian nuevas terapias, decides congelar tu semen para que en un futuro, cuando estés mejor, puedas tener un hijo. Solo el hecho de tomar esta decisión, pone en evidencia que crees en el futuro, y que este será bueno.
Ahora, 22 años después, ya tienes 39, y te sientes mejor, tu semen está dañado por la quimioterapia que te ayudo en estos largos años, pero vos tienes en la cabeza, desde siempre, lo que hiciste a los 16,
Recuperas el semen congelado, y lo utilizas.
Stella ya está aquí, está sana y fuerte y tu no solo te sientes mejor con respecto a la enfermedad sino que sos un feliz papá.

El estadounidense Chris Biblis, es el protagonista de esta historia de superación. Casi todas las informaciones resaltan el increíble éxito científico de utilizar un semen congelado hace 22 años, y realmente es fantástico. Pero también me gustaría resaltar la previsión y esperanza de un niño de 16 años que toma una decisión que le garantiza la felicidad.

miércoles, 15 de abril de 2009

El futuro en mi manos

¿Dios existe?


Imagen capturada por el telescopio de la NASA, Chandra en la cual se observa una nebulosa azul tratando de alcanzar una nube roja.

Siempre pensé que la mano de Dios era la del gol de Maradona a los ingleses en México 86, pero viendo las evidencias, ¡a temblar ateos y agnósticos!

PD: estamos fallados, Dios tiene cuatro dedos como los Simpsons

PD2: todo lo escrito aquí tiene algo de HUMOR, un poco de IRONÏA y de SARCASMO, por favor no se lo tome nadie mal, disfruten de la fantástica imagen

martes, 14 de abril de 2009

El ex obispo, el presidente y el hijo no reconocido.

Antes era obispo, renunció y es presidente de una república.
Antes de todo esto tuvo un hijo que acaba de reconocer.
¿Se puede fiar uno de alguien así?
Aunque parezca buen tipo ¿Es perdonable esta actitud?
Seguramente al resto de los mortales no haber reconocido un hijo hasta después de dos años nos convertiría en unos cabrones y en unos desalmados sin escrúpulos. Y con razón.
Si le sumamos que aparte, fuésemos presidentes de un país al que accedimos desde la izquierda proclamando a viva voz la finalización de los gobiernos corruptos, nos transformaríamos –como mínimo- en unos políticos mentirosos y sin ética.
También cabe resaltar que antes de dirigir el país, mandaba a una parte de la iglesia y con el cargo de obispo viene unidito el celibato. No para todos pero por lo menos para los católicos y la iglesia, es un pecador –y de los gordos-.
En definitiva, haciendo una libre asociación, totalmente personal e interesada, este comportamiento de Fernando Lugo le afecta a la izquierda y a los creyentes que lo votaron.
Una pequeñísima franja quizá se salve: los ateos de derecha. Que aunque sean pocos creo que existen.
¿Debería renunciar o solo con el perdón basta?.
Ya sabemos que a la gente importante parece que se les perdona todo, siempre apoyada esta afirmación en la hipocresía de que un gran bien tapa un pequeño mal o eso que se dice de que era un genio y se le perdona todo, y demás sandeces.
Pero gracias a la democracia –aunque imperfecta-, cada uno, tarde o temprano, últimamente más vale tarde, ya nos enteraremos si gana la honestidad con su respectivo castigo electoral o el arrepentimiento con su respectivo perdón.
Amen.

Saber más, pero quizá no mejor

lunes, 13 de abril de 2009

Solo para reir

Hoy es lunes y empezaremos por reirnos un ratito. Me estaba acordando de una publicidad argentina bastante vieja pero increíble. Se las dejo sin mas pretenciones que una sonrisa para afrontar la semana después de Semana Santa.

miércoles, 8 de abril de 2009

El mundo desde arriba

Erwan Grey es un excelente fotógrafo amante del aguila imperial, a una de ellas le instaló una cámara en el lomo para ver exactamente como ven estas maravillosas rapaces. Es un poco largo pero recomiendo verlo todo y especialmente en el minuto 5:55 y al final cuando vuelve al brazo de su dueño cayendo en picada. Precioso video y precioso animal.

Hasta que la tierra nos trague

Cada vez que tiembla la tierra me pregunto cuantas veces faltaran para el Gran Terremoto, para ese movimiento hambriento de la tierra que nos devore y demuestre que somos frágiles como las moscas que nosotros matamos. Solo necesitaría un buen movimiento desde el centro que sacuda toda la superficie y nos remueva junto a nuestros edificios y coches como hacemos nosotros cuando removemos la tierra llevándonos por delante a las hormigas para plantar una triste tomatera.
Ante un terremoto siento y me convenzo que somos muy débiles e infinitamente inferiores con respecto a las fuerzas de la naturaleza. Es verdad que hay incendios, tsunamis, huracanes, inundaciones y cientos de desastres pero el terremoto es el peor, porque viene desde adentro, desde un lugar al que el hombre nunca llegó, es una catástrofe que nos encuentra desnudos y siempre con el paso cambiado.
Quizá piensen que esto es muy pesimista y trágico, pero no, sino todo lo contrario.
Solo tenemos que tener claro, y nuestra propia debilidad como seres humanos lo corrobora, que la vida es efímera y como tal hay que vivirla a full, a tope, al máximo, disfrutarla, probarla, sentirla, amarla y después de haberlo hecho, sin lugar a dudas, hacerlo nuevamente hasta que la tierra nos trague.

martes, 7 de abril de 2009

Mi hermano, el Emo

¿Y si tu hermano fuera Emo y testigo de tu boda?

viernes, 3 de abril de 2009

Así es la muerte

La muerte lo perdona todo. El político ve (en sentido figurativo) como al morir sus seguidores se multiplican por mil y sus detractores desaparecen.
Solo se resaltan sus cualidades positivas y se justifica este hecho con la idea de que ya de muerto queda solo lo bueno. ¿Quién lo justifica?. Casi todos.
Si pudiera resucitar y ver como lo quieren ahora que ya no habla, ya no gobierna y ya no lucha, se presentaría a las elecciones nuevamente; y claro, seguro que ganaría.
Muchas cosas magníficas de las que se resaltan, en su momento eran quizá muy buenas; las muy buenas eran buenas, las buenas eran regulares y las malas ni siquiera existen ahora.
Todos los políticos quisieran despedirse de este mundo o de una porción de planeta, de la forma más multitudinaria posible, lástima que tengan que morirse para verlo.
En vida es otra cosa.
Un día tienes a 60,000 personas vitoreándote y a la semana te putean.
Un día asumes la presidencia con la frente bien alta y al poco tiempo te marchas con el rabo entre las piernas.
Un día tus enemigos más acérrimos te tratan de desestabilizar día si y día también, y ahora, cuando estás muertito, te lloran.
Así es la vida, y pensándolo bien, no solo a los políticos les pasa esto, solo hay que probar siendo un poco cabrón en vida y ver desde la cajita de madera como te perdonan, como se ríen y como te recuerdan.
Así es la vida, o mejor dicho, así es la muerte.

Sin Palabras...

¿No será demasiado fuerte para escribirlo en un periódico?

jueves, 2 de abril de 2009

Primer set boliviano

Diego: a mí me parece bien que pruebes nuevos esquemas, nuevos jugadores... pero coño! hacelo en los partidos amistosos y no a 3,000 metros de altura!.
¿No dicen que lo que funciona, mejor no cambiarlo? ¿Por qué no jugamos con las tres maravillas adelante?
Suerte que empató Chile y Uruguay y que quedan partidos por jugar sino ya nos tocaba El Salvador para entrar en el Mundial. Y después de lo que vi ayer, ya no me fío de los equipos supuestamente chicos.
Estoy muy dolido aunque sigo esperanzado con el equipo.

martes, 31 de marzo de 2009

La Autopista y los faraones

Hoy al venir al trabajo me comí un atasco increíble, es lo que tiene que ganen políticos con alma faraónica y que realicen sus sueños de grandeza en hora punta. Tanto tiempo en el autobús me hizo recordar el cuento de Julio Cortazar, La autopista del Sur. Y como soy tan predecible ya habrán adivinado que lo colgaré para quien no lo leyó o para quien quiere recordarlo. Espero comentarios sobre el cuento y los faraones municipales.


La Autopista del Sur. Julio Cortazar
Al principio la muchacha del Dauphine había insistido en llevar la cuenta del tiempo, aunque al ingeniero del Peugeot 404 le daba ya lo mismo. Cualquiera podía mirar su reloj pero era como si ese tiempo atado a la muñeca derecha o el bip bip de la radio midieran otra cosa, fuera el tiempo de los que no han hecho la estupidez de querer regresar a París por la autopista del sur un domingo de tarde y, apenas salidos de Fontainbleau, han tenido que ponerse al paso, detenerse, seis filas a cada lado (ya se sabe que los domingos la autopista está íntegramente reservada a los que regresan a la capital), poner en marcha el motor, avanzar tres metros, detenerse, charlar con las dos monjas del 2HP a la derecha, con la muchacha del Dauphine a la izquierda, mirar por retrovisor al hombre pálido que conduce un Caravelle, envidiar irónicamente la felicidad avícola del matrimonio del Peugeot 203 (detrás del Dauphine de la muchacha) que juega con su niñita y hace bromas y come queso, o sufrir de a ratos los desbordes exasperados de los dos jovencitos del Simca que precede al Peugeot 404, y hasta bajarse en los altos y explorar sin alejarse mucho (porque nunca se sabe en qué momento los autos de más adelante reanudarán la marcha y habrá que correr para que los de atrás no inicien la guerra de las bocinas y los insultos), y así llegar a la altura de un Taunus delante del Dauphine de la muchacha que mira a cada momento la hora, y cambiar unas frases descorazonadas o burlonas con los hombres que viajan con el niño rubio cuya inmensa diversión en esas precisas circunstancias consiste en hacer correr libremente su autito de juguete sobre los asientos y el reborde posterior del Taunus, o atreverse y avanzar todavía un poco más, puesto que no parece que los autos de adelante vayan a reanudar la marcha, y contemplar con alguna lástima al matrimonio de ancianos en el ID Citroën que parece una gigantesca bañadera violeta donde sobrenadan los dos viejitos, él descansando los antebrazos en el volante con un aire de paciente fatiga, ella mordisqueando una manzana con más aplicación que ganas.

CONTINUAR LEYENDO

lunes, 30 de marzo de 2009

martes, 24 de marzo de 2009

Me dan miedito...

No sé a ustedes pero a mi, aunque ya esté hace 8 años en España, no puedo acostumbrarme a las procesiones de Semana Santa. En realidad a las procesiones, sí, pero a las vestimentas… me dan un poco de miedo, que quieren que les diga.
Esta foto es de la Cofradía de la Hermandad de Begoña el año pasado, aunque –lo digo con todo respeto- si les dicen que en realidad la foto es en EE.UU. y le sumamos que su presidente es negro –perdón afroamericano- -perdón mestizo-.
¿No pensarían en un Ku Klux Klan racista hacia los blancos?.

A buen entendedor...

Ojalá los padres de Benedicto XVI hubieran utilizado preservativo...

viernes, 20 de marzo de 2009

Discurso palestino

Ocurrió recientemente en la Asamblea de las Naciones Unidas, unas palabras que hicieron sonreír a la comunidad mundial.

Un representante de Palestina comenzó:
- Antes de comenzar mi intervención, quiero decirles algo sobre Moisés: Cuando cruzando el desierto partió la roca e inundó todo de agua, pensó: ¡Que buena oportunidad de tomar un baño!. Se quitó la ropa, la colocó a un lado de la roca y entró en el agua.
Cuando salió y quiso vestirse, la ropa había desaparecido. Un Israelita la había robado”.

El representante de Israel saltó furioso y dijo:
- ¡¿¿Qué es lo que está diciendo!???. ¡Los israelitas no estaban allí en aquel tiempo!

El representante palestino sonrió y dijo:
- Y ahora que todo está claro, voy a comenzar con mi discurso...

lunes, 9 de marzo de 2009

Día Internacional de la Mujer (por Liliana Zirardini)

Soledad, profusión de hijos, silencios, whisky o ron, esclavitud, olor a pan y a cebolla, gustos postergados, ilusiones rotas, extrema juventud e inmensa ignorancia.
Pasión contenida, sueños tontos, abrazos no queridos, besos guardados indefinidamente…

Sol, páginas devoradas, caricias, trabajo, estudios, retos, demasiado trabajo, sonrisa cansada, duda, felicidad, más dudas. Hijos deseados. O no. Amores elegidos, diversiones promiscuas.
Política, profesiones disfrutadas, esclavitud permitida. Vida.

La mujer es siempre la misma,
Sólo cambian sus circunstancias.

Liliana Zirardini

miércoles, 4 de marzo de 2009

Humor: Erlich

Nadie nos lo quitará!!!

Me gusta cuando los políticos realmente dicen lo que piensan, todos sabemos que si ocurre algo así es casi como un milagro, tan preparados, marketinados, asesorados, y un largo etcétera protocolar, que pocas veces podemos asistir a esta revelación. La opinión pública tiene una ayuda inconmensurable: los actos fallidos.
Ayer le pasó a Zapatero. Mientras resaltaba las ventajas y los acuerdos en materia de turismo hacia Rusia, no sé si estaba pensando en su mujer o solo en las ganas que tenía en terminar la reunión España-Rusia para dedicarse a lo que todavía ninguna crisis podrá quitarnos: el placer de follar. De una forma u otra, gracias por hacernos partícipes de tus pensamientos humanos.
Miren y Escuchen el vídeo.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Manifestación y amenazas de muerte. La normalidad en los pueblos del miedo.

Y encima convocan a una manifestación acusando de fascista al Partido Socialista y amenazan de muerte al vecino que ayer arremetió a mazazos contra la cueva de las víboras, después que ellos volaran una sede política y todo lo de alrededor. ¡Qué país! ¡Mamma Mia!. Los terroristas viven entre nosotros y se juntan en sus bares.