miércoles, 13 de junio de 2007

2 segundos de felicidad

Hoy es un día especial, no sé porque pero así es. No es viernes, no es sábado; es martes, pero hoy es especial. Son de esos días en los cuales uno se levanta y ve las cosas con más claridad, es de esos días que los problemas o no existen o se encuentra solución para ellos. No gané la lotería, no tardó menos el autobús, no estaba mas refrigerado el Metro, pero hoy me siento bien. Cuando era chico me atacaban momentitos de no mas de 2 segundos, golpecitos de inconciencia que me hacían sentir en esos segundos el chico más feliz de mundo, momentos de alegría extrema y de satisfacción absoluta. Un rayo de buena onda, un refucilo de bienestar, una luz que, en ese momento, me golpeaba y me llevaba a un estado semiconsciente. Lamentablemente, esos momentos ya no llegan tan a menudo, ya aparecen escondidos entre tanta contaminación pesimista, entre tanta cortina de apariencias, entre tanta adultez extrema, que no pueden ser percibidos. Hay momentos inolvidables en nuestra vida, pero siempre tendremos más momentos olvidables. Dejemos que de vez en cuando, podamos percibir las cosas de otra manera, de una manera diferente y original, no pensemos tanto las cosas, seamos mas creativos. Seguro que en algún momento, cuando estemos en paz, nos atacará ese momento de satisfacción absoluta, aunque sea por 2 segundos

No hay comentarios.: