jueves, 14 de junio de 2007

Nos comeran las cucarachas!

Ayer me dormí con la certeza que si la raza humana desapareciera del mundo por una explosión nuclear, a los únicos que encontrarían los alienígenas que vinieran a conquistarnos sería a las cucarachas. En duerme vela, me fui imaginando a las “cucas” evolucionando y transformando sus cuerpecitos en verdaderas corazas de vida, imaginé sus guerras contra otro posible sobreviviente, los escorpiones. Finalmente, me dormí.
Hoy por la mañana me levanto y ya olvidadas las divagaciones me encuentro en un periódico gratuito en siguiente titular: “Las cucarachas tienen memoria y aprenden como los humanos”; el café me lo tiré encima, la tostada se me transformo en hormigón en el estómago y el recuerdo de la noche anterior, me dio miedo. Ante todo, calma, me dije, y releí el titular. Se me ocurrió la idea que si algún humano en algún bunker hubiera sobrevivido las cucarachas con memoria nos recordarían como asesinos (lo somos) y nos pisarían con saña hasta que nos saliera el líquido verde; rojo, mejor dicho. Y como aprenden también podrían crear humanicidas con forma de pollo asado o pizza, para que hambrientos nos engulléramos el veneno para morir mas tarde. Ya a esta altura, hice lo que tenía que hacer desde un principio, bajar de la nube y leer la noticia completa. Y la tostada se volvió a transformar en comidita. Científicos habían descubierto que mediante un experimento similar al de los perros de Pavlov, a las cucarachas se les hacía oler un determinado aroma mientras se les daba de comer un azucarcillo, al repetir el olor en otro momento, aunque ya no había azúcar, a los bichos se les hacía agua la boca, que salivaban, bah. El experimento es importante pero de ahí hasta “tienen memoria y aprenden como humanos”, hay mas distancia que la parada de los autobuses nocturnos desde donde terminamos la noche. A ver como titulamos, hombre!. Ser felices que es jueves!

No hay comentarios.: