lunes, 25 de junio de 2007

Nuestra basura, tu comida

Saliendo como todas las mañanas temprano para ir a trabajar, me encuentro una estampa cada vez mas común en Madrid, una imagen que se repite y se agranda cada día mas. Cada vez que voy en busca del agobio del Metro, paso por la puerta de un OpenCor (para los no familiarizados son las tiendas que abren hasta tarde del Corte Inglés, pero 15 veces mas cara) y entre los cubos sacados a primera hora, se arremolinan una decena de personas buscando comida en su interior. Una escena que vi repetidas veces en Buenos Aires (seguirá pasando, obviamente) y que cada vez gracias a la globalización y el capitalismo dejan en el camino miles de excluidos. Las hipotecas, las deudas, el abandono de los ancianos, el no poder evitar ser carne de cañón de algunos empresarios. Cuantas historias perdidas y olvidadas; ¿cuantas soledades hay dentro de cada una de estas gentes?. ¿Qué puede llevar a un abuelo a rebuscar en la basura unos huevos vencidos, un pan duro y unas frutas pochas?. Como podemos no verlo, como podemos acostumbrarnos a su presencia como si de una postal se tratara. Todos somos culpables de estar tan apurados e insensibles, de salir del Metro como si fuéramos Fernando Alonso en una parrilla de salida. Correr por las escaleras mecánicas en busca de la superficie, una superficie que no vemos, que solo intuimos entre movimientos y acciones totalmente programadas por un cerebro que solo se utiliza para generar bienestar, nuestro bienestar, ese que existe gracias a que el abuelo del barrio come melón pasado.

3 comentarios:

DSK dijo...

Hola, hay más gente que se siente como tú, y peor, que busca la razón de los problemas y quiere cambiarlos. Tú decides:
concienciame.com
rafapal.com
elproyectomatriz.wordpress.com

Saludos.

BLOGus dijo...

Gracias, entraré!

Nacho dijo...

Muy bueno tu artículo. La verdad es que cuando ves una cosa parecida, no sabes qué hacer para ayudar.

A mí me entra miedo, no por no querer ayudarle, sino por lo que me pueda pasar.

Pero ¿qué podemos hacer? Nosotros nos quejamos pero tampoco hacemos nada al respecto.