miércoles, 20 de junio de 2007

Padre Mugica, si existe un cielo, tu sí que estás!


Hace poco durante una encuesta que realicé sobre: “El argentino de la historia” (una búsqueda desenfrenable del argentino mas famoso o querido), me encontré con alguna persona propuesta y que no estaba como opción de voto, el nombre que más me sorprendió gratamente fue “Mugica”. Y no solo fue un olvidado en la encuesta (mea culpa) cosa que tampoco es tan relevante (todavía no me leen un millón de personas) pero lo que sí es relevante y desalentador es que fue olvidado por la historia argentina o, mejor dicho, por quienes la escriben. El padre Carlos Mugica era un sacerdote jesuita vinculado al movimiento de sacerdotes del tercer mundo y trabajaba con y para los pobres de las villas miseria (barranquillas, favelas). En un principio con ideales mas cercanos al Che Guevara que al poder eclesial trató de cambiar o mejorar una realidad que le pegaba, a pie de calle. Entre los pobres desarrolló su tarea de apoyo y asistencial, pero sobre todo educacional. Estuvo a mediados de los 60 cerca de Fernando Abal Medina, Mario Firmenich y Carlos Gustavo Ramus, luego fundadores de la organización armada Montoneros. En la década de los 70, se distancia de ellos porque creía que las armas no eran una solución, él recordaba una cita de la Biblia: “hay que dejar las armas para empuñar los arados”.
Debido a su militancia social y política de izquierdas, Mugica resultaba incómodo para el poder y la famosa Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) cumplió con sus amenazas y el 11 de mayo de 1974, antes que el padre subiera a su humilde Renault 4 después de haber oficiado misa, un pistolero vacía el cargador de su metralleta sobre Mugica.
Por supuesto nunca se supo (judicialmente) quien fue su asesino pero es presumible que fuese Rodolfo Eduardo Almirón (ex guardaespaldas de Manuel Fraga y asesor de Felipe Gonzalez en seguridad personal), detenido hace poco en España, acusado de muchos delitos horrendos como este. Antes de morir, el Padre Carlos Mugica dijo: "¡Ahora más que nunca tenemos que estar junto al pueblo!". Sus palabras fueron olvidadas pronto, y en 1976 se inició la dictadura mas sangrienta de Argentina. Hubiéramos preferido no olvidarte ayer, pero te recordamos hoy para no olvidarnos mañana.

2 comentarios:

mariela dijo...

Te cuento que tuve la suerte de compartir y conocer su obra, que aun esta en pie a pesar de grandes esfuerzoz por su desmantelamiento.
Te doy un dato cuando MuGica se casó lo quisiero exiliar de la iglesia. y Aun así la construyo dentro de la villa, y tuvo fieles a su lado.

La propuesta de los curas tercer mundistas es sacar el oro de las iglesias y repartirlo ,! allí donde más se necesite. Por otro lado tambien plantean la igualdad de oportunidades reales,la ciudadania inclusiva y no para los que puedan pagar el ingreso " el derecho de pertenecer". La lucha es hambre y revelion, es trabajar con el otro desde la horizontalidad.
Yo no tengo religión pero creo que este es un movimiento importante, con ideas muy bellas y luchas muy justas y dignas.

Aun que su voz no sea muy oida por suerte algunos la escuchamos.
La idea que sustenta el trabajo de los sacerdotes tercer mundistas , más allá de la evangelización. es la resistencia dentro de un modelo neoliberal.
Rescato estas palabras de Mujica

Señor Perdóname por haberme acostumbrado a ver que los chicos parezcan tener ocho años y tengan trece.
Señor perdóname por haberme acostumbrado a chapotear en el barro. Yo me puedo ir, ellos no.
Señor perdóname por haber aprendido a soportar el olor de aguas servidas , de las que puedo no sufrir, ellos no.
Señor perdóname por encender la luz y olvidarme que ellos no pueden hacerlo.
Señor: Yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no, porque nadie puede hacer huelga con su propio hambre.
Señor: perdóname por decirles 'no sólo de pan vive el hombre' y no luchar con todo para que rescaten su pan.
Señor: quiero quererlos por ellos y no por mí.
Señor: quiero morir por ellos, ayúdame a vivir para ellos.
Señor: quiero estar con ellos a la hora de la luz."

un saludo ah! recomiendo esta nota
www.emporiowoman.com.ar/noticias/nota275_mujica.htm

Juan dijo...

Disculpame, pero es muy común caer en el error de afirmar que Carlos Mugica era sacerdote Jesuita cuando en verdad era arquidiocesano. Jorge Lanata en su Tomo 2 de "ARgentinos" también lo comete.
Tengo un documento de Eduardo de la Serna (sacerdote, que conoció a Mugica e incluso trabajó con él) que así lo certifica...
saludos!