viernes, 20 de julio de 2007

La hipocresía de los políticos

La hipocresía no tiene límites. Y no es que solo lo diga, sino que también lo pienso (doble aseveración). Cada vez que leo alguna declaración política más significado le encuentro a la palabra hipocresía. Las últimas fueron dichas por cinco ministros británicos proclamando y afirmando que las drogas son malas y que ellos cuando eran universitarios las consumieron. Lo peor de todo no es el hecho en sí (tampoco quiero emitir juicio sobre este tema, porque ya somos grandecitos) sino sobre las medias tintas de sus declaraciones. Ejemplo: primero la ministra del interior, Jacqui Smith, confesó algo terrible: que se había fumado un porro. Y agregó "Creo que fue un error fumarlo. No he fumado (cannabis) durante 25 años. Comparto las preocupaciones de otras personas sobre el efecto del cannabis en los jóvenes y los problemas de salud mental". Para más hipocresía aseguró que fue una sola calada de un solo porro. Si hombre!, yo me pregunto inocentemente, si fumaste solo una vez, ¿para que lo contás?. Debe ser para salir en los blogs, porque sino no me lo explico.
El nuevo ministro de Hacienda británico, Alistair Darling, para defender a Smith, confesó que había fumado "ocasionalmente, en mi juventud, "una o dos veces en la universidad, nunca desde entonces", Otro papanatas más. Te lo pregunta la prensa y vos vas y haces estas declaraciones tan hipócritas.
Como si fuera poco los de estos personajes, hay otros políticos que no quieren quedarse afuera de esta oleada de mea culpismo y también han confesado su pecado de haber fumado poquito cuando eran jóvenes e inconscientes. En fin.
A ver si afirman otros pecados como haber robado en un kiosco, llevarse los lápices nuevos de sus compañeritos (devuélvanmelos) o haber escupido por la ventana a los paseantes.
Ay pecadorcillos!, sus pecados no son haber fumado, sino mentirle al pueblo.

No hay comentarios.: