miércoles, 4 de julio de 2007

Oda a un inconformista contradictorio

¿Por qué te agobias tanto por el futuro?, si todo pasará como piensas que va a pasar. Pasará todo como en tu vida, a tropezones, entre la piedra del error, la llanura del aprendizaje y la montaña del desafío. Y vos seguís.
Siempre buscando la perfección que sabes que no existe y al mismo tiempo odiándola y justificándolo con ese aire bohemio de urbanita que tienes.
Y peor lo que no tienes: ni coche ni casa y orgulloso de no tenerlo, orgulloso? Qué vas a estar orgulloso, vos! Solo justificas tus errores de acaparamiento materialista y te animás sabiéndote a salvo de los aumentos de interés.
Qué orgulloso te pones cuando tomas decisiones de cualquier clase, lo importante es tomarlas, como vos decís.
Me gusta que te “la juegues”, que pruebes, me gusta esa frase que repites tanto después de una decisión importante: “prefiero que me vaya mal a que pase la oportunidad y mirando hacia atrás, preguntarme que hubiera pasado y quedarme con la duda”. Me encanta esa frase.
Y que poca fuerza tiene tu “no”, cuando tu “si” es tan fácil y vicioso, tan promiscuo, a veces, y tan vacío otras.
No necesito ni verte en el espejo cuando te pasas, te siento en el calor de la piel y en esa respiración que parece que nunca terminará de salir del todo. Ni tampoco necesito verte cuando te portas bien, contento de haber parado y aburrido de no haber seguido.
Tus contradicciones me inquietan pero te humanizan.
Odias esa panza que te quita miradas y hace mella en tu autoestima, que sencillo y simple resultas a veces.
Que serio y hablador te muestras cuando se tocan algunos temas de esos que te interesan y puedes aportar algo (o eso es lo que crees). Aunque creer no es tu fuerte, tu prefieres percibir, intuir y si queda alguna duda, comprobarlo.
Un inconformista nato, un poco extremista e intolerante con los muy diferentes a vos, no entiendes mucho otras decisiones y te transformas casi en fundamentalista cuando se trata de costumbres o elecciones no aptas para ti. No entiendes a los vegetarianos, ni a los mediocres, ni a los curas. No los entiendes, y yo tampoco.

No hay comentarios.: