miércoles, 12 de septiembre de 2007

Un poquito para no perder las buenas costumbres

Hola amigos, después de un silencio de más de una semana y de que me atacara el síndrome de abstención bloggeano (no confundir con borgiano) me detengo un ratito frente a la computadora para expresar mi alegría de estar nuevamente en mi país. No soy de escribir de cosas personales sino más bien de hechos y opiniones que me mueven algo en el interior y casi me obligan a postear. Pero mi venida a la Argentina después de 2 años, trae una carga de nostalgia y cariño que es muy difícil no expresarlo. Ver a la familia, a los amigos y hasta el frente grafiteado de mi antiguo colegio, me llenan de alegría y felicidad.
Y quería hablar, un poco de lo contrario, no del hecho consumado de volver a mi tierra, sino de la nostalgia. Ese sentimiento extraño, mitad triste, mitad alegre, que desaparece cuando se llega. Una carga de recuerdos y sensaciones que cuanto más tiempo pasa, más grande y difuso se hace. Pero termina cuando estoy acá. Sin nostalgia, los recuerdos no tienen tanta fuerza. Y lo más asombroso es que cuando más grande, fuerte y lejana es, cuando vuelvo a mi país se transforma en nada, es como si desapareciera vencida por la realidad, por estos momentos reales de alegría. Es como si desde el primer paso que doy acá, comenzara a contar de nuevo, como si tomara fuerza y aumentara, esperando agazapada y conspirando, a que me vuelva a Europa, para aparecer nuevamente desde el primer día, en Madrid, en forma de una pequeña y única lagrimita que me recuerda que desde ese preciso momento la nostalgia se renueva y comienza a formarse nuevamente. Por suerte se soluciona volviendo, y yo siempre quiero volver.

20 comentarios:

Alberto dijo...

Me alegra leerte antes de lo esperado, así que nada, sigue disfrutando de tu tierra que ya tendrás tiempo de volver a la rutina una vez regreses a Madrid.

Un saludo

Alejandra dijo...

ay amigo! que bueno tenerlo por acá..y para que se pegue una buena panzada de no-nostalgia lo recibimos con lluvia y árboles llenos de brotes de primavera temprana y campaña electoral y paros en los subtes jajaja
ya verás que estábamos esperándote por que al lado de la papa la carne está barata, eso para que no te prives de un buen bife de chorizo ;)
que bueno leerte de vuelta...
que disfrutes, se te quiere

uberum dijo...

si es que no hay nada como salir de casa para echarla de menos.
Y no hay nada como volver a casa darse cuenta de por que nos fuimos

son sentimientos universales, de eso sabemos bien los gallegos

Don't worry, be happy dijo...

Me alegro de leerte, Gus!
Feliz estancia en tu tierra. ;)

Un abrazo y hasta pronto!

1Neurona dijo...

QUe tengas una buena estadía y disfrutes tus vacaciones.
Aléjate de Internet!! :)))
Saludos!

Santi · Silvia & Compañía dijo...

Bueno que sigas disfrutando de tus vacaciones, y nos alegra tener noticias tuyas.

Un abrazo.

El Hermano Montgolfier dijo...

¡¡¡¡¡Que envidiaaaaa!!!!!
Bueno, en diciembre me resarciré.

Ante todo, ¡¡deja el puto ordenador y disfruta de las vacaciones!!

Esto de los "blogs" parece ya un vicio ;)

Un saludo y dale un abrazo de mi parte a todos los que veas por la calle que tengan cara de buena gente (después del abrazo sabremos si eran buena gente de verdad)

Desde el globo de los hermanos Montgolfier te estaré vigilando... (es broma, apenas si te distingo)

MonikaMDQ dijo...

Disfruta todo lo que puedas y sacá muchas fotos!
Suerte!!

Carilisve dijo...

Hola!
Pues sí esto del blog parece un vicio. Me preocupa...
Simplemente disfruta tu estadía en tu terruño... Luego volverán la condena de la cotidianidad y la carcelera rutina...

BLOGus dijo...

Gracias amigos!, la verdad que me estoy tomando el blog e internet, mejor que lo que pensaba, es decir no le estoy dando pelota. Solo paso para que cuando vuelva no se hayan ido a leer un blog porno!, bueno un ratito pueden.... besos a todos

Silvia dijo...

Hola, disfruta de las vacaciones. Te he dejado un regalito en mi blog, cuando puedas lo miras.
Besos y abrazos

Laura dijo...

Sobre tu nota del 17 de agosto:

Niega Rigoberta Menchú presunta discriminación en Cancún

el tré dijo...

Holap...bienvienido a la argentina, aunque toy en Cordoba igual se puede bienvenir a alguien, jeje.
A mi me pasa que cuando vuelvo a mi casa natal en Catamarca (porque estudio en Cordoba), el día antes de irme es el mas ventoso, oscuro y feo de los que hubo durante toda mi estancia. Es feo ir sabiendo qeu tenes que volver.
....Perdón por el pesimismo.
Matta ne!
DISFRUTÁ!
Gracias por el post.

ladychena dijo...

Disfruta mucho Gus!

Y ya sabes, siempre es bueno volver a volver.

Un abrazo!

Tía Doc.- dijo...

Hola Gus:
Me alegro que te lo estés pasando bomba.
Me da unas ganas de irrrrrrrrrrrrrr!!
Es que iba leyendo el post y me imaginaba aterrizando en Montevideo, sentir el olor a mar, las hermanas con alguna patita de gallo más... mi sobrino... no sé, me da un poco de nostalgia...
A propósito, te he dejado un premio en mi blog.
Te mando un abrazo y acordates de comerte unos sorrentinos en Pipo's de mi parte!!!

NeoGabox dijo...

Jejeje todo el que se va de su casa sufre de ese sindrome, nostalgia/independencia... Lo sé por experiencia, que bueno que te fue chevere en las vacaciones.. Saludos

dunna dijo...

Me alegra saber que lo estás pasando bien, cuando vuelvas si quieres puedes seguir un Meme que te he dejado en mi blog, sólo si quieres... que aún no has vuelto y ya te estoy poniendo tarea!con todas las historias que traeras para contarnos!

Doña Paranoica dijo...

Disfruta de tu tierra y de tu gente, eso es lo más importante. Mientras, aquí te esperamos.

Un besazo enorme

Carla dijo...

Amigo, amigo... creeme que entiendo de tu sensación. Si en cada oportunidad que tuvimos de estar juntos, que no fueron pocas, pero que aun así percibí como insuficientes, pasé por sentimientos parecidos. Ya mismo, mientras vos estás pisando tierras hispánicas, yo aqui, con un síndrome de abstinecia de vos, de tu presencia, te escribo por primera vez, quizas intentando sentirte más cerca. Te quiero mucho!

BLOGus dijo...

gracias! carlita, por todo, como siempre fueron las mejores vacaciones de mi vida. Gracias, por seguir estando cada dos años, voy a creerme que las amistades no entienden de tiempos sino de sentimientos. Todo es perecedero menos la amistad. Te quiero mucho! besotes