jueves, 8 de noviembre de 2007

Comentarios geniales: El río color de León

Algunas veces me encuentro comentarios que por si solos podrían ser un post, quizá muchas veces pienso que si alguien lee la entrada pero no tiene intenciones de comentar, se pierde estos comentarios que ustedes me dejan, no sé si lo haré más a menudo, pero hoy voy a publicar como entrada un comentario que me dejó mi amigo Adolfo de Los Laberintos del Tiempo, como me gustó tanto lo publico, tal y como él lo escribió. La nueva (si sigue) sección se llamará: Comentarios geniales. Ahí va.


Querido Gus: desde siempre (no digo ninguna novedad o genialidad),las grandes ciudades se construyeron cerca de los grandes cursos de agua, la necesidad, el transporte y el comercio -además del sentido común-, así lo dictaba.
El "río color de león" acaricia la costa de la hermosa Buenos Aires, esa ciudad tremenda y terrible, como cualquier gran ciudad contemporánea; ese río que fue escenario de gestas heroicas,pero también de monstruosidades,aberraciones sin nombre o a lo mejor si,aberraciones humanas (no inhumanas porque nuestros hermanos menores, los animales, son incapaces de cometer tales actos); ese Río de la Plata que se podría llamar con justa razón "Río de la mierda y de la sangre", tomó, con ayuda de los cobardes asesinos de siempre,casi se podría decir lo mejor de una generación,los que creyendo en algo (no importa si era verdadero aquello en lo que creían), y como espíritus puros que eran, se jugaron por ese ideal hasta las últimas consecuencias... decía entonces que el río tomó esos cuerpos, los devoró, los fagocitó, los transmutó hasta que él (el río), y esos cuerpos se convirtieron en uno, en una misma cosa,como un átomo, indisoluble; de modo que esa carne ahora es otra cosa, es un río eterno, metáfora perpetua de la vida, es memoria asumida y manifestada en un ladrillo, es memoria del agua (el agua conserva una cierta memoria molecular). Juntas, tales memorias resuenan como un diapasón, en la orilla de un río con el nombre equivocado.

Comentario del post: El río: fuente de vida y muerte

4 comentarios:

Marisabidilla dijo...

Hay que ver el nivelazo de los comentarios...

Un blog muy interesante, sí sí.

j4ur14 dijo...

ciertamente ese comentario merece tal etiqueta. Muy buena la imagen del río.

Saludos.

Rubén dijo...

Es cierto que cuando alguien comete una gran maldad, no es correcto llamarle inhumano. Porque los animales no humanos no cometen las mismas atrocidades... no pueden.

Adolfo Calatayu dijo...

Gus: muchas gracias por el honor,sos muy generoso...
un abrazo enorrrrrme,ah,y besos de Cintia