viernes, 11 de enero de 2008

El caso del putero y su mujer prosti.

¿Que pasaría si sos un poco putero (o putero directamente, que es como el embarazo, no se puede estar un poquito) y te encuentras a tu mujer trabajando en el puticlub?.
Lo que pareciera una truculenta idea de telenovela o de película de sábado por la tarde, es real. Un señor putero polaco al visitar un saunerio descubrió que lo que iba a pagar por un servicio sexual, no solo lo tenía gratis en su casa sino que hasta lo podía hacer con la chica elegida.
La noticia publicada hoy en El País informa que estaban casados hace 14 años y ahora están en trámites de divorcio. Pero no cuenta detalles –jugosísimos, seguro- del encuentro.
¿Al final consumaron el acto sexual?, ¿quizá él le dijo que siguiera con su trabajo porque eso le ponía?, ¿Ella le hizo un descuento por asiduidad?.
Mas preguntas:
¿Quién tiene que sentirse más ofendido?, ¿la mujer que se prostituía o el marido que era infiel?. Digamos que los dos son culpables y que su pésima relación influyó y bla bla bla.
Este caso me hace recordar a otro aún más terrible, el caso del conductor de autobús que en una esquina se bajó para increpar a un taxista y descubrió que era su mujer!!!. La mujer del autobusero taxista! ¿Qué está pasando en este mundo?.
Ya otro día hablaremos del Gran Sindicato Mundial de los Taxistas, que mediante logias secretas y acuerdos internacionales se empecinan en ser odiados estés donde estés.
Si algún amigo es taxista, sepa que como Groucho Marx, tengo otros principios y por un descuento en viajes, pongo a parir a los vegetarianos.
A vivir que es viernes.

9 comentarios:

Dialuva dijo...

Qué divertido post. Ojalá no nos pase porque yo tambiénm pediría el divorcio!!!. Gracias por incluir la palabra puticlub en mi vocabulario porque en México eso es un famosísimo putero, por eso me sonó divertido.

Saludos y a vivir que es sábado!!!

uberum dijo...

venga venga.. atrevete con los vegetarianos

BLOGus dijo...

me parece que me meteré primero con los veganos!

BLOGus dijo...

Al final me metí! perdón

Spideymang dijo...

Jeje ke cosas!! mejor hubieran resuelto el problema en el putero jeje chance y ponian su propio burdel en su casa más comodo, así el señor no salia de puto y la señora seguia puteando jajaja, les convenia, ganaban los 2, weno creo ke ya debraye mucho, saludo!!!

Ispilatze dijo...

Pues a mí me parece perfectamente surrealista. Si seré de andar por casa. Sin embargo lo del busero y la taxista... uff. ¡Eso es mala baba, vamos! ¿quién aprobó la oposición antes? Porque de algún modo deberían "rifarse" cual de los dos cambiar de profesión. Es como si uno fuera... qué se yo: vaca y el otro carnicero, o ¡cuidado!, ¡como tú te pidas ser putero, yo puta! juas juas juas. Genial la entrada!

La Gata Lola dijo...

Que complicada situación jeje ahora, no entiendo por que se divorciaron... si como hombre, te gusta salir de putas como hobbie, que mejor que tener tu pasatiempo gratis y en tu propia casa?? jajaja

Salu2!

Σ=o) Pau dijo...

puticlub jajaja que palabra tan entrete...
los dos eran infieles, no tienen porque alegar, ahora seguir con un matrimonio uffff! mucha inseguridad :) abrazos a las cuchitas y un besos para ti miau!

Sombra dijo...

jajaja, sin duda él es más reprochable que ella, al fin y al cabo el gastaba el dinero y ella lo ganaba! xDDDDDD!