lunes, 28 de enero de 2008

Yo también sonrío!

Un comentario en el post anterior de Ispilatze me hizo pensar sobre el chorro de pesimismo que goteaba estrujando mis últimas entradas, tengo que reconocer que los temas más jodidos (para mí) dan más juego para escribir, sumado a que los hechos malos, horribles y sangrientos informados, superan ampliamente a las buenas noticias.
Pero a pesar de todas las guerras, conflictos, asesinatos o corrupción, me gusta sonreír, reír, amar, charlar con amigos, salir, pasear y miles de cosas más.
No soy pesimista pero creo que los pequeños llamados de atención que trato de publicar en este humilde blog merecen la pena que se los tenga en cuenta. Pero pienso que los hechos más agradables tienen que tener también su lugar en esta bitácora.
Realmente me gustaría contar que en este mundo la deforestación de las selvas no existe, que no hubiera más derramamientos de hidrocarburos en las costas, que los animales nunca estuvieran ni estarán en vías de extinción, que nunca más a nadie se le ocurrirá matar un animal para hacerse un tapado de piel, que la matanza de ballenas no se hará ni siquiera para "investigaciones científicas".
Podría ver en la televisión y comentar aquí como las distintas etnias africanas forman una gran nación juntas, como el SIDA deja de hacer estragos gracias a la prevención y a la ayuda de los ricos a los más pobres, y que estos pobres dejarán de serlo por una distribución ya justa.
No quiero escuchar más de "pelotazos inmobiliarios", ni militares golpistas, ni policías corruptos, ni políticos mentirosos que roban e incumplen las promesas electorales ni de curas pederastas.
Trataría de nunca más hablar de falta de libertad de prensa, de la libertad de la mujer de decidir sobre su cuerpo, del feminismo a ultranza y del machismo retrógrado que nos invade.
Hay tantas cosas que me gustaría dejar de hablar y de tantas otras que quisiera comunicar: la esperanza real, el crecimiento personal y social, las expectativas cumplidas, los sueños posibles, la amistad entre los pueblos, el fin de las fronteras y sus conflictos, en definitiva me gustaría hablar de LIBERTAD, pero una libertad real que sea libre desde su nacimiento y no solo el resultado de la finalización de su falta.
Quiero escribir de todo lo bueno, pero aunque no pueda hacerlo, sepan ustedes muchas veces soy feliz y también sonrío.

9 comentarios:

Doña Paranoica dijo...

Yo nunca lo puse en duda, un amargado cualquiera no pondría esa foto tomando mate, jajajajja

Un besazo enorme

Por cierto: por qué esa afición de los argentinos por el mate ¡¡¡está horrible!!!

BLOGus dijo...

Lo del mate es cuestión de acostumbrarse, viste cuando probas la cerveza por primera vez? está asquerosa! y ahora nos encanta (por lo menos a mí). Probá el mate con azúcar y no tan caliente como lo tomamos los argentinos, y te irás acostumbrando. Probaste el Fernet con Coca Cola? otra bebida adoptada por los argentinos (es un aperitivo italiano) bastante extraña, o seremos masoquistas?

Ispilatze dijo...

¡¡¡cielomío!!! No es justo: lo dije con TANTOamor. Lo dije desde las entrañas, que a veces se me vuelven perezosas, y todatozudaquesoy, vengo a verte porque sé que me las despiertas. Eres... LA VOZ EN ALTO QUE QUISIERA SER!! y al menos he encontrado dónde oírla para sumarme a ella.
No... realmente no "dudaba" de que sonrieras. Porque íntimamente sé que sólo desde la paz interior, desde el convencimiento, desde la mirada limpia uno puede clamar como tú lo haces. Y así: convencido, limpio y en paz consigo mismo, uno sólo puede levantarse y sonreír. Y ser moderadamente feliz.
(perdona si te ofendí, ¿sí?)
:(
... ... ...
:)

BLOGus dijo...

Que no! no me ofendí! pero sí me hiciste pensar, realmente casi siempre hablo de cosas feas. Me gusto tu comentario y te repito que no me ofendiste! un beso

Elisa dijo...

A veces es difícil sonreír es cierto, más leyendo o escuchando las noticias (quizá por eso cuando me despierto por las mañanas ya sólo pongo música) pero también es cierto... que hay infinitud de cosas del día a día que hacen seamos felices, aunque no nos demos cuenta en la mayoría de los casos hasta que no las tenemos... A mí siempre me hace sonreír ver a un niño haciendo de las suyas

Σ=o) Pau dijo...

He tenido tanta pega que no he podido tomarme el tiempo como quisiera para leerte, pero ya queda poco para vacaciones y me trato de poner al día en la medida que puedo.
Sabes,tienes una mirada critica, constructiva y observadora de la realidad que mis ojos desearían tener y no siempre se puede sonreir y si alguien lo haces es porque es cinismo. Tú no eres así y se nota en tus palabras, no me cabe la menor duda que sonríes Gus y si hoy encontraste una razón y veo una radiante sonrisa en ti, me haces feliz a mi, porque me gusta ver que mis amigos sonríen. ^_^
Gracias por dejarme tu saludo, por estar conmigo, por aliviar mi pega y alegrar mi día con tu sonrisa.
Un abrazo a las cuchitas y un besote para ti :D

eliana dijo...

a no...con el mate no se metan!!! jajajajaj...si no? se debe de ver feito eso de andar chupando yerba...pero es tan rico!!!

Me parece barbaro que expreses lo que sientes y piensas...besos

Iván dijo...

Si en el mundo no existieran las tragedias y desigualdades los medios de comunicación tampoco existirían. Lo queramos o no las malas noticias acaban teniendo mayor repercusión. Y, por desgracia, mayor indiferencia. A nivel individual no haremos nada. Pero incitando a pensar también incitamos a movilizarnos.
Todavía no he probado el mate. A ver si algún día me animo.
Un saludo!

Ispilatze dijo...

(diosssss, si no fuera poresebesotuyo, me sentiría fatal. ¡en qué hora! prometomordermelasteclas. uf) ;D