lunes, 18 de febrero de 2008

Otro que se une a la muerte

Cuando se está produciendo desde hace años una repulsa mundial contra la pena de muerte, tratando por todos los medios de abolirla, pero sin el apoyo de grandes países como EE.UU. o China donde se sigue condenando y matando, un país latinoamericano, Guatemala, la vuelve a instaurar tras siete años de haber abandonado su ejecución.
Guatemala tiene uno de los mayores índices de homicidios del mundo y esta desesperación hace que sus ciudadanos piensen que matar al perro erradicará la rabia. Ya está comprobado que esto no es así, que lo que se necesita -continuando con las metáforas- es vacunar al perro para que esta rabia no se produzca.
Educación y distribución más justa de la riqueza de un país es la mejor medicina. Ni asistencialismo ni clientelismo, solo posibilitar el crecimiento humano para todos.
Soy consciente desde hace bastante tiempo que este capitalismo salvaje que reina por el mundo no es igualitario para todos y es muy difícil que los ricos alguna vez miren hacia abajo. La solución estaría en el poder que tiene el pueblo al elegir a sus gobernantes. Esta sería la solución ideal y más coherente, pero la política solo es coherente cuando beneficia a los políticos y no al pueblo.
Vuelvo a la pena de muerte (ya que si me pongo hablar del capitalismo no terminaría nunca), la pena capital (pena capital, capitalismo, que coincidencia...) no soluciona ni los crímenes ni el sufrimiento de las víctimas, no soluciona nada, ni siquiera posibilita la reducción de los gastos del Estado en la manutención de los presos, es increíble pero este argumento es utilizado por algunas voces de la derecha, que hablan del ahorro que se produciría si los condenados a cadena perpetua fuesen "eliminados". Pero ni siquiera este argumento meramente económico tiene sustento ya que los recursos penales y las defensas son aún más costosas que la mierda de comida que le dan a los presos.
Lunes con lluvia en Madrid, vuelta al trabajo, otro país con pena de muerte, así sí que dan ganas de vivir en este mundo!

Foto: EFE

Mas triste información

10 comentarios:

Belén dijo...

Vaya vergüenza....

En fin, aquí también llueve :)

Besicos

Noa dijo...

Cuando veo cosas asi, me parece increible q yo viva en un mundo asi. Es como cuando ves una peli de hace mil años y piensas "menos mal q las cosas han cambiado!", pero esta vez no, no han cambiado, es más, van a peor. Siento asco de la gente q aprueba todo eso, de los q lo consienten.

Un besazo para ti

Sin Nombres Disponibles dijo...

vLinda hora para darme cuenta que yo vivo en "CAPITAL Federal" mmm.... no debería haber dejado el interior.

Otro día de trabajo, calor, calor, calor y la bendita humedad (como no podía ser de otra manera). Por lo menos el viaje en bondi, fue cinco minutos más corto que de costumbre, siempre hay algo bueno para rescatar.

Bandini dijo...

Muy buen post, Blogus.

Carilisve dijo...

¡Hola Blogus!
Pues parece que vamos para atrás...

Un par de acotaciones:
.- ¿Política coherente?.
¿Existe eso...? ¿Donde?
.- Siempre es más fácil matar al mensajero...

Saludos

Elisa dijo...

Sigue pareaciéndome increíble que el país más influyente actualmente cree que es legítimo que la justicia condene a alguien a pena de muerte. Pero si él es el más poderoso, y el modelo "ideal" que se debe seguir para triunfar... ¿qué podemos esperar? lo que tú dices, que los ciudadanos tengamos dos dedos de frente, ya que ellos parece que se cortaron la mano hace tiempo

Peter Punk dijo...

Qué pena, de verdad, q las cosas tengan q ser así. No entiendo qué mierda de solución es la pena de muerte para nadie.
Siempre recuerdo la frase que dice Sean Penn en la película: "Matar está mal, lo haga yo, ustedes o el gobierno", una frase infantil, tal vez, aunque bien es cierto q los niños suelen ser mucho más coherentes y directos que los adultos en algunos aspectos.

DianNa_ dijo...

Es inconcebible la estupidez humana.
Creo que hasta que nos carguemos el mundo no vamos a parar.
Saludos Gus.

Ispilatze dijo...

Pues te gustará más o menos como más o menos me gusta reconocérmelo a mí, según amanezca, pero macho... te estás convirtiendo en la voz de mi conciencia. ¿Que hoy no me he detenido a analizar algún desmán de esta humanidad en la que por fuerza me hallo? No importa. GR lo hará por mí y, NOTEQUEPADUDA, tendré que unir mi voz a la suya. Como un lamento alto y claro.
Gracias, Blogus. No dejes que se apaguen las quejas contra la incongruencia de esta "in"humanidad.

eliana dijo...

Los hombres siguen creyendo que pueden ser dueños de otros hombres, de su vida, de sus deseos, de su libertad...estamos condenados a la barbarie...