viernes, 30 de mayo de 2008

Volviendo al Siglo XIX

Hoy me enteré que un juez había anulado un matrimonio entre musulmanes porque el marido había comprobado que su mujer no se había casado virgen. Comentándolo con un compañero me comenta que “los países musulmanes aparte de estar arraigados a tradiciones y costumbres ancestrales, eran en realidad bastantes machistas.
El problema que un hecho que podría ser “normal” bajo leyes islámicas, no lo es en donde se produjo el hecho".
En Lille, República francesa.
Demás está decir que el juez era francés y que Francia está en Europa, ridículas obviedades que toman protagonismo cuando se aplica una sentencia del siglo XIX en un país laico.
Aparte de ser una decisión machista y antigua, desencadenará una ola de operaciones de reconstrucción del himen para “recomponer su honor” (lo pongo entre comillas porque me parece denigrante).
Pues nada, espero que no empiecen a cortarle la mano a los ladrones de baguettes.

1 comentario:

Belén dijo...

Y el tema de los derechos fundamentales del ser humano no les sirve de nada al juez Francés?

ais dios mío, que cosas se leen...

Besicos