lunes, 30 de junio de 2008

La bandera fue de todos

Nunca había visto tantas banderas españolas sin ser una manifestación de la familia o del Partido Popular, y me gustó.
Me gustó ver al pueblo feliz y unido, festejando una consagración deportiva, un campeonato europeo, una celebración que se esperaba desde hace 44 años. Eso es lo que tiene el fútbol, une a las generaciones, a las razas, a las religiones. El fútbol suma y cuando el que festeja es todo un país, la fiesta no puede ser más total.
Hablando con amigos, todos me confesaron que nunca habían visto una celebración así, cada plaza con su fuente refrescante fue un punto de encuentro entre desconocidos unidos, todos con banderas españolas, todos gritando España, todos como locos sin que nadie se atreviera a decirles: “la bandera es de fachas”.
Me gustó el festejo y me gustó España. Ojala la sociedad, políticamente hablando, estuviese tan unida como con el fútbol. Me gusta la bandera española y ojala se sacara más a la calle, se colgara más en los balcones sin que la pesada loza de los nacionalismos españoles empañara el símbolo. Porque ayer se demostró que la bandera es de todos, de izquierda, de centro y de derecha. La bandera es de todo el pueblo español, y si hace falta salir campeones más seguido para que todos la lleven con orgullo, bienvenido sea.

9 comentarios:

Noa dijo...

Es la maravillosa magia del deporte ;)

Carilisve dijo...

¡Hola Blogus!
Esas son las cosas que puede hacer el fútbol.
Puede provocar una guerra, como la Guerra de las 100 horas entre Honduras y El Salvador, a raíz de un partido de fútbol; o unir a un país caracterizado por ancestrales diferencias, como España.
Lo cierto, es que España ganó en buena lid, ganó con fútbol, sin especulaciones, sudando la camiseta como pocas veces, con un Xavi creando y un Senna destruyendo.
Por aquí también celebramos. Imágenes en
http://www.noticias24.com/deportes/?p=582

Un cordial saludo.

kyle xy dijo...

Sin duda después de la final ocurrió algo mágico, todo el pueblo español unido bajo una única bandera.
SALU2

treserantres dijo...

Soy española, pero me parece un poco penoso que lo que mueva al pueblo sea el futbol. Aunque pensándolo bien es lo que ha pasado en este país siempre. Cuando, en vida de Franco, había algún conflicto, nos ponían futbol o toros y "dormían" al pueblo, pues lo mismo, ¡debe ser la costumbre!.
No es que no este orgullosa que haya ganado España, pero parece que estos días no hay crisis, no hay hipotecas imposibles de pagar....
Y en cuanto a la bandera, yo la siento mía, como la mayoría de los españoles, el problema es que se la han atribuido unos como propiedad particular.
Cuando puedas, tengo un "regalo" para tí en mi blog.
Un saludo

Mr.Yin dijo...

Hola blogus!!! Lo que dices es un sueño que algun dia se hara realidad. Pero no solo a nivel de naciones. sino a nivel global.
Persoanlmente espero que algun dia no sigamos siendo chilenos, argentinos, españoles , brasileños, colombianos, franceses etc.
Algun dia entenderemos que todos somos terricolas, compartimos el mismo planeta y eso será suficiente para unirnos y derribar fronteras.

un Saludo.

Gustavo Rey dijo...

treserantres: te entiendo perfectamente pero un poco de placebo para el pueblo considero que ayuda a afrontar los problemas reales más tranquilos. Es obvio que el fútbol es el opio de los pueblos, pero que opio!
Mr. Yin: ojalá!

Peter Punk dijo...

Bueno, algún fanático había en la celebración, cosa q no me gusta nada, pero es cierto que ver la fuente de la Plaza España de Palencia (en mi caso) con tantiiiiiiiiiiiisima gente, tan alegre, niños y mayores, me puso los pelos de punta.
A mi me llegaron felicitaciones de Alemania, jeje!

Perezoso dijo...

Hola Gus!!

Tras una etapa desconectado vuelvo a la blogosfera con ganas de dar guerra.Y esta vez con un campeonato de europa y todo,ja,ja.Simplemente agradecerte tu apoyo y ese enlace al nuevo blog donde eres recibido con las pezuñas abiertas,je,je.Nos vemos mi niño.

La navaja en el ojo dijo...

Eso es algo que hemos comentado muchas veces y me alegra que lo hayas notado: la bandera no tendría por qué representar sólo a una tendencia política. El estar orgulloso de ser de un lugar debería ser de todos, como es en otros países.