miércoles, 18 de junio de 2008

Memoria de mierda

• Dieciocho meses en Centros de Internamiento, cárceles, para hablar claro.
• Expulsión de menores.

Estas xenófobas, capitalistas, liberales, racistas, reaccionarias, normas sobre la inmigración ilegal fueron tomadas por el Parlamento Europeo.
Estoy ya cansado de que ahora cuando las economías europeas se recienten se olvidan de que antes necesitaban inmigrantes para crecer, para atender a los viejos, a los niños, para construir sus casas, arreglar sus autos, limpiar su mierda, pero claro ya no son tan necesarios y según ellos, ya sobran. Planes de vuelta a los países de origen para los inmigrantes legales, limitaciones para la reagrupación familiar, repatriaciones para los ilegales, pero antes quizá esten un año y medio encerrados.
¿No hay memoria?. Sí, la hay pero la necesidad de comprar otro autito y de asegurarse las pensiones pesan más que ayudar al prójimo, a otra persona que TAMBIÉN nació en este MUNDO, a ese SER HUMANO que tuvo la mala puta suerte de haber nacido en un país africano o en Latinoamérica o en Asia, da lo mismo.
Casi todas ex colonias expoliadas, países africanos repartidos como porciones de tortas, masticadas y abandonadas. Países donde la mano de obra no es barata, es irrisoria, confecciones de productos que cambiarían el significado de la palabra esclavitud si las Reales Academias de las Lenguas fueran la de los países en desarrollo.
Una memoria sobre el papel que los europeos representaban cuando estaban cagados de hambre y se escapaban de su países –odio ser repetitivo, pero cada vez es peor-.
Habría que implementar algún método para que no se olviden las cosas, no sé, quizá firmar compromisos que puedan durar 50 años y que puedan ser guardados para ser mostrados y que recuerden, recuerden que cuando todo iba bien se tomó esa medida o de cuando todo iba mal se pidió esa ayuda. Algo así como abrir la caja fuerte o el tesoro enterrado con esas decisiones y que se lean en vos alta y que los políticos de turno puedan decir:
- Es verdad, cuando firmamos esto necesitábamos de los inmigrantes, y ahora que estamos jodidos tenemos que remar todos juntos, porque en ese momento nos ayudaron y ahora nos toca aguantarnos y ayudarnos entre todos.
Y que todo terminé con un gran aplauso y el presidente se disponga a solucionar el problema entre todos…
Vale, vale, dejo de soñar. Esto nunca pasará. Nunca los políticos se comprometerán más allá de sus años de mandato –si se comprometen- y el que venga utilizará la mitad de su nuevo mandato para criticar lo que le dejó el otro y la segunda mitad para advertir que mejor que ganen ellos porque sino vuelven los otros y se cae el país.
Todas son obviedades. Todas son palabras vacías que se pierden entre las rupturas de un sistema que no aguanta más, que aprieta y exprime –obviamente- a los que menos tienen y misteriosamente a los que menos necesitan. Si viven con menos de un euro o dólar por día, imaginen si pudieran vivir con 10, estarían más que satisfechos, su vida mejoraría 10 veces!. Ahora imaginémosnos a nosotros vivir con 10 euros o dólares diarios, seguramente nuestra frase más repetida sería “qué vida de mierda”. No, no es justo.

Más información

4 comentarios:

Tomás Moro dijo...

Me gusta tu blog viejo... si supiera cómo mierda crearte un vínculo en el mío lo haría.
Respecto al tema... ya pasaron quinientos años y todo sigue igual... algo te hace pensar que éste será el momento del cambio?

Sun-T dijo...

Me averguenzo de pertenecer a una raza que, lejos de progresar y mejorar, cada vez no sume mas en una existencia ignominiosa, menos mal que aun quedamos gente como nosostros:traslademos estos valores revolucionarios a las nuevas generaciones
Hacia tiempo que no me pasaba por aqui, hoy me he metido una gran cantidad de tus entradas entre pecho y espalda, y no se por que pero me siento mejor. Gracias Gus. Siempre en lucha

Fabio dijo...

Hola Gus
qué agregar a lo ya expuesto. Veo como se retrocede en todo (no sólo en economía y balanzas fiscales), derechos humanos se van pisoteando en vez de conquistar terrenos... la clase gorila y conservadora que se comporta como una madame de cabarte barato, donde deja la puta en la calle cuando sus servicios no le son redituables.
Da verguenza y malestar este tipo de medidas... cuántos se beneficiron de la mano de obra barata, y cuántos estados fortalecieron sus economías?
Son medidas vergonzosas, inhumanas, ofensivas...
buen tranajo!
saludos

uberum dijo...

El mensaje es claro, desalentar la inmigracion, hacerla mas dificil dura y penosa para reducir el flujo de personas