miércoles, 13 de agosto de 2008

Hoy aprenderemos: Ortorexia

Hoy comienzo con una nueva sección (esa costumbre que tengo de hacer secciones de sola una entrada) llamada: Hoy aprenderemos. Y vamos a hablar de una enfermedad que poseen algunos amigos míos que odian la carne, bueno también los huevos, sí, también la leche, claro me olvidaba, la miel, bah, que odian casi toda la comida.
Hoy aprenderemos que es la Ortorexia. Antes de pasar a explicar con más detenimiento o directamente ponerles un enlace a la Wiki, se trata de exactamente lo que piensan: es el trastorno ocasionado por comer como el orto o como el culo. Es una enfermedad alimenticia de los amigos que creen que comen sano y en realidad sufren una obsesión por la comida solo “natural”.

Ante todo haré un pequeño glosario de gente propensa a tener esta enfermedad, las explicaciones son totalmente parciales, subjetivas, y acorde al slogan de mi blog.
Los veganos: son vegetarianos pero extremistas, algo así como vegetanistas, obviamente no comen carne pero tampoco ni huevo, ni leche, ni miel ni ningún producto que provenga de la explotación de los animales.
Los frutívoros: solo comen frutas y verduras (en algunos casos fanáticos solo comen frutas que caigan solas de los árboles). Por justificar justifican que tenemos manos como los gorilas solo para coger frutos (de los dientes incisivos no dicen nada)
Los crudívoros: no solo comen solo fruta y verdura sino que solo las comen crudas, siempre crudas, en algunos casos sin pelarlas. Me encantaría verlos con las piñas o ananás.

Continuando con la ortorexia, ya dejo la explicación de mi amiga la Wiki:

“Síntomas, consecuencias y sus posibles explicaciones
Los síntomas y consecuencias de la ortorexia nerviosa pueden incluir obsesión con la alimentación saludable, desnutrición, y la muerte por inanición. Las personas que padecen esta enfermedad suelen tener distintas concepciones de diferentes tipos de alimento. Los productos que contienen preservantes suelen ser considerados "peligrosos", los alimentos producidos industrialmente "artificiales", y los producidos biológicamente "saludables". Los pacientes suelen tener deseos fuertes y hasta incontrolables de comer cuando están nerviosos, emocionados, felices, ansiosos o con remordimiento. La ortorexia nerviosa es más común en hombres y en personas con una alta educación.

Ya sea en busca de una cura para un trastorno específico, o simplemente excediéndose en su preocupación por llevar una alimentación sana, los ortoréxicos desarrollan sus propias reglas alimentarías. Para seguir el régimen, estas personas hacen prueba de una gran fuerza de voluntad, pero si rompen los votos y sucumben a la tentación de los alimentos prohibidos, se sienten culpables y corrompidos. Este comportamiento es similar al de las personas que sufren anorexia o bulimia nerviosa, sin embargo, los anoréxicos y bulímicos se preocupan por la cantidad de comida que consumen, mientras que los ortoréxicos se obsesionan con la calidad de la misma. Hay, como se puede ver en la televisión, revistas y publicidades, un bombardeo acerca de lo que es “bueno” y “malo” a la hora de alimentarse.”

Ustedes pensarán que solo escribo esto para meterme con los vegetarianos fanáticos (de los vegetarianos no tengo nada que decir, solo de los fanatismos) pero existe otro motivo, y es que si se trata de erradicar y se persigue a las páginas web que incitan la anorexia (pro-ana) y a la bulimia, ¿por qué no se trata a estas costumbres como trastornos alimentarios?, ¿Por qué existen miles de páginas de dietas estrictas y supuestamente de alimentación sana que solo perjudican?. Y hay algo que me preocupa aún más, si estas personas no son tratadas ni informadas de los riesgos de sus dietas, ¿qué podemos esperar de la enseñanza a sus hijos si hasta, en algunos casos, les compran comida vegana a sus perros y gatos?.

Dejo los comentarios sin moderación para que opinen lo que quieran.

Wikipedia
El País
Telecinco

2 comentarios:

Noa dijo...

A mi no me gusta la carne, pero ni por creencias ni por hostias de esas, me da un poco de asquito y punto, como algo de pollo o cosas muy hechas... no se, pero la peña que no come por "creencias" extrañas de esas... me rayan un poco.
Que cosas más raras hay por el mundo...

Alejandra dijo...

un genio amigo, como describe y escribe, me encantó tu estilo: sintetico y concreto, ademas de ironico, vuelvo x aqui , besos
...y sí..todos los "ismos" son hartantes..lo mejor: un poquito de cada cosa..explorar es lo mas interesante en todo