martes, 5 de agosto de 2008

Recuperando el aliento

De a poco se van acomodando las aguas y todo va volviendo al cauce de la rutina, de a poquito, como mirando a otro lado pero sabiendo que las vacaciones terminaron. Siempre me dan lástima y alegría al mismo tiempo cuando empiezan porque inexorablemente sé que van a terminar. Es un riesgo que corro con ganas, empezar algo increíble aún sabiendo que cuando termine el choque con la realidad es terrible.
Quizá estás pensando que exagero, y sí, exagero, porque todavía no estoy totalmente acostumbrado a la dictadura del despertador, ni a las reglas obligatorias de no trasnochar en día hábil, todavía no me hago la idea de abrir los ojos por la mañana y que no esté en la casa de mi viejo, donde me esperan junto a Elena, los suculentos y dedicados desayunos de Fabi, el almuerzo con Lara, la tardecita con Nadia y los mates de mi padre. Quizá la noche con Mariela y algunos amigos que sobreviven a las amistades lejanas y de poco ver.
Ya se me va pasando y voy disfrutando de mis gatas que se quedaron acá, en el calor, y no disfrutaron las vacaciones en la Argentina. Será porque ellas siempre están de vacaciones, quizá no entiendan ni extrañen como nosotros, quizá no vivan con nostalgia tiempos viejos buenos. Solo quizá, porque que vengan a la mañanita a maullarme y a acariciarme, me hace dudar si realmente no piensan o sienten y solo están con nosotros por su ración de comida. Quizá quieran que pensemos realmente eso.
Pasar unas vacaciones extraordinarias es directamente proporcional al golpe que nos damos al regreso. Cuanto más disfrutamos, más nos jode la vuelta.
Pero siempre regresamos para tomar fuerza e irnos aún más lejos. Y acá queda la cosa.
Cambiando de tema pero siguiendo con los animales, les dejo una buena noticia de un perro que sobrevivió enterrado un montón de días por el terremoto de China, quizá no sea una noticia profunda ni trascendente pero es mi noticia de hoy.
Mañana ya veremos.

PD: gracias a todos por la despedida y su correspondiente recibimiento!

4 comentarios:

Noa dijo...

Yo empiezo las vacaciones en breve, y ya tengo miedo del retorno...
Pero ves? ya vuelves con buenas noticias, nos hacías falta!

Anónimo dijo...

gus..vos no te acostumbras todavia y nosotros tampoco nos acostumbramos a no verte todos los días..como dijo fabi el viernes cuando volvimos de ezeiza "¿no parece muy vacía la casa?"... y si, está más vacía.. pero como siempre te espera, a vos, a ele y a todo lo que suceda de ahora en más..

los queremos mucho! Nadia.

Marichu dijo...

Uf! Terrible! y te entiendo un montón, pero es parte de la vida.

Vuelvo en el trasnoche, con más tiempo a chusmear un poco más.

Saludetes

rdd dijo...

suerte que tengas vacaciones en verano , algunos no ... un saludo