martes, 2 de septiembre de 2008

La mentira obvia

Hoy voy a hablar de obviedades, nada nuevo, nada original, pero sí necesario. Las obviedades –al igual que una mentira repetida mil veces- al ser asimiladas sin discusión pierden su esencia y dejan de ser lo que realmente son.
Es obvio que los Estados Unidos, La Unión Europea y Rusia son poderosos, pero hay que recordarlo todas las veces que se pueda para que no olvidarlo nunca.
Es también obvio que los negocios entre ellos, son más importantes que cuestiones banales como los Derechos Humanos, la falta de libertad, la desigualdad social, etc etc etc.
¿Sería obvio que si un país pequeño invadiera a otro y reconociera parte de ese país como independiente, sería inmediatamente aplastado?. Sí, sería obvio, variarían los métodos, pero sea económicamente o militarmente, este país osado recibiría lo que merece. Porque es obvio, los poderosos son los que mandan.
Y, lamentablemente, también es una obviedad que los EEUU y la Unión Europea se hagan los boludos tibios, y solo negocien, cuando el que atropella a la legislación internacional es un poderoso socio económico como Rusia.
No hagan nada, señores, pero no se molesten en hacernos creer que la política y el poder benefician a los pueblos, no nos cuenten cuentos de justicia, no nos duerman con estadísticas vacías, nosotros solo sabemos una cosa: es obvio que mienten.

Un ejemplo

No hay comentarios.: