miércoles, 1 de octubre de 2008

Otra boludez desde el norte

El dueño del bar de Chicago quizá nunca imaginó la trascendencia que iba a tener su obra -¿o sí?-. Bruce Elliott, dibujó con trazo simple y algo infantil la silueta de la candidata republicana, Sarah Palin, en bolas. Por Internet solo puede apreciarse tapadita –o censurada- y nos quedamos con ganas de ver como la reina del rifle y la nula viajante tiene sus partes más íntimas, bueno en realidad como se las imaginó Elliott.
Con fondito de montañas y renos –típico de Alaska, el estado del que nunca salió, recordemos que tiene pasaporte desde hace solo un año- y apoyada en un arma de grueso calibre sonríe con tacones y gafas a los clientes que se toman una pinta en la barra del Old Town Ale House en Chicago.
Lo que parecía algo inocente seguramente se va a ir de madres y esperemos que a Bruce no lo espere Guantánamo por su desfachatez. Quise saber que opinaban los lectores del Chicago Tribune, donde se le hace una entrevista al hostelero artista y no me sorprendió descubrir que más del 60 % de los mojigatos respondientes lo veían como ofensivo.
Solo queda viajar a Chicago y ver quien es el próximo. Yo de McCain y sus heridas de guerra, paso.




1 comentario:

ruta de los vaqueiros dijo...

Me parece estupenda la idea del pintor. Él sí que sabe lo único que hay de bueno en Palin...Cabeza hermosa, pero sin seso. Palin es una cachonda! No tiene sitio en la Casa Blanca, pero en algún hotel SÍ.