miércoles, 12 de febrero de 2014

Morir de éxito

Morir de éxito, por lo menos figuradamente. La última noticia de que el creador de Flappy Birds, Dong Nguyen, borró fulminantemente el exitoso juego gratuito de la Apple Store y de Android Play me hace reflexionar de por qué sucede esto.

Casos extremos de morir de éxito como el cantante de Nirvana, Kurt Cobain, son un llamado de atención para demostrarnos que la fama y el dinero también tienen su lado oscuro, que no todo es ser exitoso y conocido. Seguramente agobiado por más cosas, no pudo soportar su fama y se fue.

Sin ponernos tan tremendistas, todos hemos conocido a alguien que superado por sus conquistas, deja todo para disfrutar un poco de la soledad y de la simpleza de la vida. ¿Cuántos actores famosos por un único personaje interpretado, termina por odiarlo? ¿Cuántas veces hemos ido a un concierto a escuchar “ese” tema y los músicos no la tocan por estar ya cansados de ella?

En definitiva, nunca podremos saber cómo es llevar una fama y un reconocimiento sin volvernos locos, aunque todo sea dicho, la mayoría de nosotros seguramente no tendremos ese problema. Y si viene algo por el estilo, no olvidarse nunca que no tener tiempo para disfrutar lo conseguido es igual a no haberlo hecho.

5 comentarios:

parapente en cordoba dijo...

Creo que hay que estar preparado para llegar a un momento de fama y dinero, tener gente alrededor que sea un buen respaldo y contención.

Educacion especial dijo...

Si uno no tiene el equilibrio necesario es muy fácil caer en estos casos.

Libros Ana Mendez dijo...

Es realmente lamentable los casos que constantemente vemos sobre la gente que no soporta esto de la fama y el dinero, terminado mal.

Software Mac dijo...

Hace poco tuvimos otro caso muy triste que es el de Robin Williams.

mariachis-mariachi juvenil dijo...

Definitivamente la fama y el dinero no es para todas las personas se debe tener los pies sobre la tierra y bien puestos para no dejarse llevar de las opulencias y sus consecuencias.